Areces: alcalde eterno y ahora hijo predilecto

Ana González recuerda que fue el regidor que sacó a la ciudad del ostracismo. Gijón celebra la entrega oficial de honores y distinciones de la villa

Vicente Álvarez Areces
Vicente Álvarez Areces

Redacción

El expresidente del Principado y exalcalde de Gijón, Vicente Álvarez Areces, ha sido nombrado este sábado hijo predilecto de Gijón a título póstumo por ser el «gran artífice» de la ciudad y el alcalde que sacó a la villa del «ostracismo», ha afirmado la alcaldesa, Ana González. González ha tenido estas palabras para el exdirigente socialista, que falleció el pasado mes de enero, durante su intervención en el acto de entrega de los Honores y Distinciones de la Villa, que reconocen a las personas, colectivos e instituciones que han trabajado por la mejora de la sociedad. La alcaldesa ha asegurado que Areces será recordado siempre como «el alcalde que revolucionó Gijón para sacarla del ostracismo y colocarla en la primera línea de la modernidad». Por eso, ha lamentado la tardanza de la distinción ya que, antes de su muerte, ya se sabía que el ex alcalde había sido «el gran artífice del Gijón» actual y que cualquier paso adelante que se dé en la ciudad debe tenerlo a él como base.

La Medalla de Oro ha recaído en el Hospital de Cabueñes, un lugar en el que trabajan diariamente 2.500 personas para contribuir al bienestar de los vecinos del concejo. La alcaldesa ha empleado este momento para reivindicar el mantenimiento de los recursos públicos y destacar que el acceso universal a la sanidad es un asunto «nuclear» para cualquier estado democrático porque no se puede avanzar si no se cuida a las personas.

La Unión de Comerciantes; Soledad Lafuente, primera mujer que presidió la Asociación de Vecinos de Somió; la activista vecinal Tita Caravera, el cronista oficioso de Gijón «Luismo» y el que fuera presidente de Proyecto Hombre durante 33 años, Luis Manuel Flórez «Floro» también han sido distinguidos con la medalla de plata, recoge EFE.

La regidora también ha entregado otra medalla de plata a la asociación asturiana de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (Xega) cuya labor hay que reconocer ahora que «desde determinadas instancias vuelven a cuestionarse los derechos y la naturaleza de las personas homosexuales, transexuales y bisexuales» tratándolos como a «ciudadanos de segunda».

Comentarios

Areces: alcalde eterno y ahora hijo predilecto