El Codema estrena aulas de Bachillerato

El colegio gijonés remodela sus espacios para seguir aumentando la calidad de su educación


Once aulas, pasillos que aprovechan la luz natural, grandes pantallas táctiles, mamparas que servirán para disponer de espacios flexibles, potentes redes Wifi, paredes convertidas en inmensas pizarras, taquillas que sustituyen a las clásicas cajoneras, sillas ergonómicas diseñadas para un mayor confort y mesas pensadas para un trabajo colaborativo, como al que se enfrentarán en su futuro laboral los alumnos, son algunos de los detalles que incluye el rediseño de las clases de Bachillerato en el Corazón de María de Gijón.

«No se trata de una obra de modernización, sino de la adaptación de los espacios hacia una forma de enseñar y de aprender que son nuevas. Nuestra idea es llevar esa transformación al resto de etapas formativas del colegio durante los próximos años», con esa explicación comenzaba el acto deresentación Simón Cortina, director del Codema,

«La idea es muy diferente al concepto tradicional, el gran reto es la personalización del aprendizaje para desarrollar al máximo sus potenciales. Este espacio ayuda a la inclusividad y la equidad para conseguir sacar lo mejor de ellos, ya que para nosotros, cada uno de nuestros alumnos es único. Cualquier punto de las aulas servirá para la interacción del aprendizaje», añadía Cortina para explicar la esencia de la gran reforma realizada durante el verano, cuya intención pasa por ofrecer una mayor interacción entre el alumno y el profesor, que ya no explica desde la clásica tarima con su pizarra de tiza.

En el Codema el protagonista es cada alumno, por lo que sus profesores trabajarán en encontrar y potenciar el talento particular que todos atesoran, con la colaboración de sus familias. 

Las ocho claves del proceso formativo de Bachillerato en el Codema

Pastoral y solidaridad; metodologías activas; idiomas e internacionalización; orientación y acompañamiento; deporte y vida saludable; desarrollo del talento; excelencia; robótica y programación.

Para desarrollar ese viaje del aprendizaje, los alumnos contarán con el acompañamiento de los profesores, los Claretianos, el PAS, las familias, los voluntarios, los antiguos alumnos, los monitores, los entrenadores, los catequistas y los colaboradores externos. Siempre bajo la creatividad, la honestidad, la participación, la igualdad, el respeto y el emprendimiento, entre otros valores.

Valora este artículo

12 votos
Tags
Comentarios

El Codema estrena aulas de Bachillerato