Gijon

Centenares de personas exigieron ayer, durante la manifestaciónn convocada por la Plataforma contra la Contaminación de Xixón, que se tomen medidas «concretas, reales y urgentes» para proteger la salud de los gijoneses. «La salud es lo primero y necesitamos de la implicación colectiva para lograr que se tomen medidas efectivas que reduzcan de manera drástica los efectos negativos que la contaminación está produciendo en la salud de las personas», decía el manifiesto que se leyó al término del recorrido que se iniciaba en la iglesia de Fátima para finalizar en el Museo del Ferrocarril.

Las organizaciones vecinales, ecologistas, sociales y personas a nivel individual que participan en la Plataforma contra la Contaminación de Xixón, según el manifiesto de la protesta, lo hacen por su preocupación ante los niveles de contaminación que existen en Gijón y su repercusión en la salud de las personas.

Y, para que no caigan en saco roto, se mencionaron algunas de las estadísticas que confirman esos nocivos efectos de las partículas contaminantes en la salud de quienes viven en Gijón y en Asturias: «No queremos una Asturies en la que mueren de manera prematura 830 pesonas a consecuencia de la contaminación, más del doble de la media estatal».

Ni tampoco vivir en un lugar en el que la contaminación «es la causa principal de pérdida real de años de vida en las personas» ni que «las niñas y los niños menores de 15 años de Gijón tengan que ir más del doble de veces a las urgencias hospitalarias o desarrollen más asma y problemas respiratorios» que en otras áreas sanitarias de Asturias. Ni «seguir liderando los rankings de emisiones de CO2 a la atmósfera» ni «encabezando aquellos que indican cuántos cánceres de pulmón desarrollan nuestras vecinas y vecinos».

También se dejó claro que el empleo industrial se defiende «con instalaciones del siglo XXI, con procesos industriales respetuosos con el medio ambiente y con el compromiso real de las inversiones como verdadera garantía de futuro». En este sentido, el manifiesto de la plataforma gijonesa puntualizaba: «No nos engallen con falsos debates, apostamos por la industria. Son los vuelos de Vesuvius, los anteriores de Alcoa o muchos otros que dejaron tiradas a cientos de familias llevándose suculentas subvenciones quienes no apuestan por la industria».

Y, ante esta situación que se sigue repitiendo cada año, consideran que «es tarea de todos» los agentes sociales y las organizaciones sindicales «el tránsito hacia un nuevo modelo productivo innovador y sostenible para el mantenimiento del carácter industrial de Xixón».

Actuaciones en materia de movilidad y gestión de tráficos, consideran, deben ser coordinadas desde lo local a lo regional, estableciendo como prioridades el uso del transporte público, el impulso del ferrocarril y las cercanías y otras medidas que conlleven un progresivo abandono del actual modelo vinculado al transporte por carretera de mercancías o al uso del coche particular en desplazamientos cercanos en favor de alternativas como el uso de la bicicleta.

«Queremos medidas valientes, de nada sirve un área de bajas emisiones en el centro si seguimos teniendo las decenas de camiones diarios que transitan por la avenida del Príncipe de Asturias», indican, instando a que el vial de Jove «soterrado» sea una realidad «sin más demoras».

También abogan por la elaboración de un plan de residuos efectivo que realmente favorezca el reciclaje y descarte la incineración integral. Y, por supuesto, denuncian la calidad de las aguas de la bahía de Gijón y la «nefasta política de tratamiento de aguas residuales» que sigue sin tener un final apropiado después de varias décadas.

«No estamos hablando de turismo ni de paisaje, sino de salud. Hay quienes nos consideran incapaces de asumir esos debates, cerrando espacios a la sociedad civil y califícándonos de tertulianos de playa», dice el manifiesto, en referencia al concejal de Medio Ambiente y Movilidad y  a la decisión del nuevo equipo de gobierno de sustituir el Observatorio de la Playa por otro órgano formado por técnicos. «Menos tertulia como la suya y más mirar para los verdaderos problemas de la playa, empezando a buscar responsables de que a día de hoy sigamos sin depuradora en la zona este, pagando una multa millonaria, emitiendo las aguas fecales de más de 120.000 personas directas a la playa y con un emisario en la zona oeste funcionando pero con graves problemas».

Incendios en El Musel

Así las cosas, desde la plataforma exigen «transparencia y claridad» a las administraciones, con protocolo sencillos y efectivos en el sentido de que lleguen a la población a través de los medios que sean necesarios, además de la puesta en marcha de limitaciones reales a las actividades contaminantes en días de altas concentraciones.

«Solicitamos una información real de las instalaciones de medición y su correcta localización bajo criterios de obtención precisa de datos», añade el manifiesto, en el que también se recuerdan los dos incendios registrados recientemente en tuberías de gas e hidrocarburos de El Musel que incluso «amenazaron con evacuar el propio puerto sin que a día de hoy ni la Autoridad Portuaria ni el ayuntamiento ni el Gobierno regional hayan informado a ninguna asociación vecinal de la zona ni a los vecinos de Jove, Portuarios o El Muselín».

El último mensaje de la manifestación fue para recordar que hoy, 27 de septiembre, en Oviedo se celebra una manifestación para secundar la huelga mundial por el clima para exigir también medidas globales y contundentes ante el aceleramiento del cambio climático. Parte a las 19 horas de la estación de tren.

Comentarios

La protesta contra la contaminación de Gijón: «La salud es lo primero»