Detenido por robar 47.500 euros a una anciana con el uso fraudulento de su tarjeta

La víctima, de 73 años, llevaba un año interna en una residencia por enfermedad grave

comisaría de Policía Nacional de Gijón.Comisaría de la Policía Nacional en Gijón
Comisaría de la Policía Nacional en Gijón

Gijon

La Policía Nacional ha detenido a un gijonés de 24 años acusado de extraer más de 47.500 euros de forma fraudulenta de la cuenta bancaria de una anciana a la que conocía, entre principios de 2017 y mediados de 2019, hasta casi agotar el saldo.

Los hechos se remontan a principios de 2017, cuando la víctima, una mujer de 73 años que llevaba un año interna en una residencia debido a una grave enfermedad, prestó su tarjeta bancaria y dio a conocer su número PIN a su antigua empleada del hogar y a su hijo. El detenido y su madre visitaban a menudo a la anciana, que en una de estas visitas les autorizó a sacar una pequeña cantidad de dinero para afrontar unos gastos imprevistos, ha informado la Jefatura Superior de Policía.

La mujer no se volvió acordar de que había prestado su tarjeta bancaria ni le fue devuelta, pero a mediados de 2019 llegó una comunicación a la residencia alertando de que los recibos estaban siendo devueltos por falta de fondos en la cuenta donde estaban domiciliados. Todo ello pese a que la afectada tenía ahorros y la pensión que cobraba le daba justo para pagar su estancia en el centro.

La mujer consultó con su banco y comprobó que desde principios de 2017 se habían hecho numerosas extracciones de dinero en cajeros, transferencias a otras cuentas y compras en establecimientos que ella nunca había realizado ni autorizado, por lo que denunció los hechos a la Policía. Desde el momento en que la víctima se enteró del uso fraudulento de dinero y dio la orden de bloquear la tarjeta, dejó de recibir las visitas de estas personas cuando antes iban a verla todas las semanas.

La Policía comprobó que a lo largo de casi dos años y medio se habían realizado numerosas extracciones en distintos cajeros de oficinas bancarias de diferentes localidades de Asturias y Galicia, transferencias de dinero a otra cuenta bancaria desde los propios cajeros y se había utilizado la tarjeta para comprar en varios establecimientos y centros comerciales.

Las pesquisas permitieron descubrir que el autor de las operaciones era el hijo de la empleada doméstica, que llegó a comprar terminales telefónicos de alta gama, una nevera tipo combi, relojes, zapatillas deportivas e incluso una motocicleta nueva que pagó en efectivo. Una vez identificado, la Policía detuvo por un delito de estafa al joven, que carece de antecedentes, informa Efe.

Comentarios

Detenido por robar 47.500 euros a una anciana con el uso fraudulento de su tarjeta