Detenido un avilesino que se llevó la recaudación de una sala de juegos de Gijón

Estuvo jugando en una máquina tragaperras y, con la excusa de que no le daba el premio, consiguió sustraer más de 2.000 euros de la caja registradora

Máquinas tragaperras
Máquinas tragaperras

Gijon

Agentes de la Policía Nacional de Gijón han detenido a un avilesino de 36 años de edad por apoderase del dinero de la recaudación de una sala de juegos  de Gijón, a la que había entrado como cliente. Fue interceptado en la estación de tren cuando intentaba huir a Avilés con el dinero que había sustraído en el establecimiento.

A las 19 horas del pasado domingo, 13 de octubre, los agentes acudieron a un salón de juegos del barrio de Laviada porque un hombre se había apoderado de la recaudación y había huido dejando olvidado en el lugar su reloj de pulsera. Los responsables del local explicaron que este hombre había estado jugando en una de las máquinas recreativas y le había tocado un premio de nueve euros. Con la excusa de que la máquina no le devolvía el importe de ese dinero, se aproximó a la caja para que se lo abonase la empleada que estaba a cargo de la misma.

Para comprobar que la cantidad solicitada por el cliente era cierta, la mujer tuvo que ir personalmente a revisar el puesto en el que había jugado, dejando unos instantes sin vigilancia la caja registradora. Al regresar al mostrador, el cliente seguía frente al mismo como si nada hubiera pasado, pero el dinero de la caja había desaparecido, por lo que ella se quedó bloqueada sin comprender la situación.

Ante el estupor de la mujer y mientras hacía las comprobaciones pertinentes para averiguar lo sucedido, el hombre se fue dirigiendo poco a poco hacia la salida hasta abandonar el local. Los policías que se desplazaron el lugar visionaron las imágenes grabadas por el circuito de seguridad y observaron cómo el cliente se apoderaba del dinero de la caja pocos segundos después de que la empleada se alejase del mostrador de entrada.

Los agentes realizaron varias batidas por la zona dando la descripción característica del autor, «pocos dientes, varios tatuajes y dilataciones en las orejas» según indican fuentes policiales, a los vigilantes de las estaciones de autobuses y de tren por si intentase huir de la ciudad utilizando alguno de esos transportes. 

Pocos minutos después fue detectado en la estación de tren cuando trataba de dirigirse a Avilés con el dinero sustraído. Los agentes de seguridad de la estación se percataron de su presencia en los andenes y lo entretuvieron hasta la llegada de la Policía.

Fue detenido como presunto autor de un delito del hurto de más de 2.000 euros de del local de juegos. En ese establecimiento, antes de apoderarse de la recaudación, intentó manipular la máquina en la que estaba jugando pero no lo consiguió. En estas fallidas maniobras se rompió el reloj de pulsera que llevaba puesto, que dejó tirado en el suelo.

En el cacheo de seguridad se localizaron en los bolsillos de su pantalón todos los billetes sustraídos que estaban sueltos y arrugados. También se le incautó una bolsa con marihuana que llevaba en la mochila que portaba. El arrestado tenía 40 detenciones por delitos contra la propiedad cometidos en Asturias, Andalucía y Cataluña.

Comentarios

Detenido un avilesino que se llevó la recaudación de una sala de juegos de Gijón