Así afectarán a tu bolsillo las nuevas ordenanzas fiscales

El Gobierno local saca el proyecto adelante con el apoyo de Podemos-Equo Xixón

Pleno municipal del Ayuntamiento de Gijón
Pleno municipal del Ayuntamiento de Gijón

Gijón

El apoyo de Podemos-Equo Xixón ha servido al Gobierno local del Ayuntamiento de Gijón para sacar adelante en el Pleno su proyecto de Ordenanzas Fiscales, que incluye como cambios mas significativos el IBI diferenciado --o IBI para ricos--, las tasas de hidrocarburos y telefonía móvil o la subida en el Patronato Deportivo Municipal (PDM). Frente a estos aumentos, se reduce el billete del bonobus, que pasa de 0,82 a 0,70 euros, mientras que se extiende la gratuidad en la Empresa Municipal de Transporte Urbano (Emtusa) a los menores de 16 años. También se establece la gratuidad de acceso a los museos municipales para todos, y se establecen bonificaciones sociales para actividades culturales y deportivas.

La votación ha salido adelante gracias a PSOE, IU-IAS y Podemos-Equo Xixón, mientras que Ciudadanos, Foro, PP y Vox votaron en contra. También se han aprobado las tasas de agua y alcantarillado, recogida de basuras, Empresa Municipal de Transporte Público (Emtusa) y Cegisa. En el caso de Cegisa, ha salido adelante con los votos a favor de todos menos Foro, que se abstuvo, mientras que las de Emtusa lo hicieron con el voto en contra de Vox, la abstención de Ciudadanos, Foro y PP y a favor del resto. En el caso de la subida de agua y alcantarillado, han votado a favor PSOE, Podemos-Equo e IU-IAS, en contra Ciudadanos, Foro, PP y Vox, mientras que en la tasa de basura se ha repetido la votación, excepto el PP, que se ha abstenido.

La concejala de Hacienda, Marina Pineda, ha justificado, por su lado, estos aumentos para contar con los ingresos suficientes que cubran las necesidades de los ciudadanos, informa Europa Press. Unas ordenanzas con crecimiento «moderado mínimo», a lo que ha recalcado que Gijón es de las ciudades con menor presión fiscal de España; 200 euros por debajo de la media. Y en cuanto al IBI diferenciado, ha argumentado que tratan de proteger al pequeño comercio y ha cifrado su recaudación en 1,9 millones. En respuesta al PP, le ha reconocido a los «populares» que Gijón se estuvo convirtiendo en una «ciudad fantasma» durante el Gobierno de Foro. Pineda ha pedido «responsabilidad» en el voto para reequilibrar las cuentas municipales, devolver a los servicios públicos el lugar que les corresponde y responder a las necesidades ciudadanas.

Un Gijón «más justo»

El portavoz de IU-IAS, Aurelio Martín, ha destacado que se materializa en este Pleno «el acuerdo de la izquierda y el del enfado de la derecha» y responde al modelo de ciudad que quieren impulsar, «más justo, sostenible y social, y que se reconecte con Europa». Ha resaltado, especialmente, que se mantiene el IBI generalizado, mientras que se introduce uno diferenciado con un tipo de 0,79 para inmuebles con un valor superior a un millón de euros y un uso distinto al residencial. Se ha referido también al aumento al más del doble de la tasa a cajeros automáticos, y las nuevas de hidrocarburos y telefonía móvil. También ha defendido el aumento de precios en el PDM para garantizar la sostenibilidad de los servicios públicos y la mejora de equipamientos.

Por parte del concejal de Ciudadanos (Cs) Rubén Pérez Carcedo, este ha criticado que con este acuerdo de la izquierda se plasma la primera subida de impuestos del «tripartito» para el recinto ferial, el Parque Científico y Tecnológico y las familias. También les ha acusado de no ser «transparentes» sobre los afectados por el IBI diferenciado, a los que se va a repercutir una subida, según él del 75%. Asimismo, ha rechazado que se trate de una subida moderada y ha opinado que no es necesaria. Ha ironizado, en este caso, con que parece que el «tripartito» necesita más dinero para financiar cosas como la Semana Negra.

Respecto a Foro, la concejala Ana Braña, ha indicado que, excepto al IBI diferenciado, muchas de las tasas planteadas se incluía en el proyecto de Ordenanzas Fiscales que presentaron en su día por su grupo municipal, al tiempo que ha rechazado obstáculos a la actividad económica. Ha incidido, asimismo, en que la voluntad de negociación de estas Ordenanzas con Foro por parte del Gobierno local ha sido «nula», y rechazaron unas enmiendas que consideró «coherentes». Aún así, ha tendido la mano para negociar los presupuestos municipales de 2020.

La portavoz de Podemos-Equo Xixón, Yolanda Huergo, ha defendido estas Ordenanzas por la carencia de recursos suficientes para abordar los servicios que presta. Ha recalcado, eso sí, que ya en su programa electoral figuraba el IBI diferenciado, pero también las tasas para empresas de hidrocarburos, telefonía o cajeros automáticos. Eso sí, ha señalado que también incluyen estas Ordenanzas importantes bonificaciones sociales que suponen «un importante avance en justicia, en solidaridad», ha destacado. No obstante, ha recordado que su grupo municipal proponía vincularlas al IPREM.

«Un ciudad de zombies»

Por parte del PP, la edil Ángeles Fernández-Ahuja ha recriminado al Gobierno local que con estas Ordenanzas Fiscales están condenando a Gijón «al inmovilismo económico y a la nula, o casi nula, creación de empleo», ha augurado. En esta línea, han achacado estas subidas en las Ordenanzas a un «afán recaudatorio» del Gobierno local, ya que ha asegurado que el Ayuntamiento no tiene problemas de dinero. El PP, según ella, quiere bajar impuestos y aplicar una gestión razonable.

En cuanto al IBI diferenciado, les ha preguntado si es que viven «en los mundos de Yupi» cuando tratan de justificarlo con que otros municipios lo aplican. Ahúja ha aludido a la falta de actividad económica en Gijón, a lo que ha replicado al Equipo de Gobierno si es que quieren que se convierta en «una ciudad de zombis, de muertos vivientes». En el caso de Vox, la concejala Laura Hurlé ha recalcado que su partido propone la rebaja de impuestos y precios públicos y una revisión «a fondo», en paralelo, de en dónde se gasta. Ha llamado la atención, además, sobre que no se aceptó la enmienda de Vox para suprimir la plusvalía y ha criticado cada una de las subidas previstas, como la de cajeros automáticos a pie de calle, que se incrementa a más del doble.

Además, se ha quejado de la aplicación del IBI diferenciado, que al final lo repercutirán en los clientes finales o incluso en sus trabajadores. Ha mostrado el «absoluto» rechazo a cada una de las subidas que se proponen por parte de Vox. También se ha aprobado por mayoría absoluta una modificación de 10,8 millones de euros que irán destinados a amortizar deuda. Todos han votado a favor, Cs, que se abstuvo.

En el caso de la modificación presupuestaria para aumentar en 50.000 euros el convenio con la Semana Negra, hasta los 150.000 euros, ha salido adelante con los votos a favor de PSOE, IU-IAS y Podemos-Equo y en contra de Ciudadanos, Foro, PP y Vox.

Semana negra

Sobre la Semana Negra, la derecha ha anunciado que pedirán un informe económico al Ayuntamiento sobre la subvención municipal, al generarles dudas. PP, por ejemplo, ha criticado que se dé una subvención «a unos cuantos señores que se están beneficiando de las arcas públicas», mientras que Cs ha estado en contra de que se dé «a dedo» y más tanta cantidad. Por su lado, Vox ha tildado la Semana Negra de una serie de chiringuitos hosteleros que generan en muchas ocasiones problemas y de evento "politizado". Si ha estado dispuesto a dar su apoyo si recuperara su carácter cultural.

Foro, en su caso, ha precisado que si bien en su día habían aceptado subirles la subvención, era por dos años para reequilibrar sus cuentas, a lo que ha incidido en que además cuentan con otras aportaciones del Ayuntamiento. Frente a todas estas críticas, el PSOE ha defendido que es uno de los de mayores eventos en participación, al tiempo que ha negado que esté politizado.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Así afectarán a tu bolsillo las nuevas ordenanzas fiscales