Bicicletada por el clima en Gijón: «El coche individual ya no es una opción»

Casi un centenar de usuarios de la bicicleta reivindican que se fomente el uso del transporte público y se aporte seguridad para otras formas de movilidad no contaminantes

Participantes en la bicicletada por el clima en Gijón, antes del inicio del recorrido
Participantes en la bicicletada por el clima en Gijón, antes del inicio del recorrido

Gijon

Casi un centenar de usuarios de la bicicleta participaron ayer en la bicicletada que, con motivo de la jornada mundial contra el clima que antecede a la Cumbre Social por el Clima que arranca la semana que viene en Madrid, recorría el centro de Gijón para exigir la actuación de los gobiernos frente a la crisis climática.

Organizada por 30 Días en Bici, también participaron otros colectivos como Teachers for Future, que aglutina a docentes preocupados por la emergencia climática, y Fridays for Future, en quienes recayó la lectura del manifiesto de la bicicletada una vez que finalizó el recorrido en la plaza del Marqués. Un manifiesto con el que, como tantos otros se han leído estos días en otras partes del planeta, se reclamaron medidas urgentes para minimizar las emisiones globales de gases de efecto invernadero y mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 1,5ºC.

Así, se recordó que «el sector del transporte contribuye a más del 20% de las emisiones de CO2 a la atmósfera» y que, por ello, «es necesaria una transición hacía un modelo de transporte sostenible, que ponga en el centro la salud de las personas y la naturaleza».

Un modelo que pasa por «una red de transporte público de calidad y una disminución de sus precios, así como su transición hacia modelos más sostenibles». En este sentido, se hizo hincapié en que el uso de transporte público reduce en un 75% las emisiones frente al uso de vehículos privados y en que, «mientras las ciudades se convierten en verdaderos pozos venenosos, el vehículo privado sigue siendo el medio de transporte más utilizado».

En Gijón, de hecho, ocupa el 85% de la ciudad. «El coche individual ya no es una opción. Se debe fomentar el uso del transporte público en la población, así como la creación de infraestructuras que faciliten formas de transporte activas, como son los carriles bici. Las ciudades deben convertirse en entornos seguros para peatones y ciclistas, transformándose en lugares que fomenten la interacción social que la urbanización actual está dejando de lado», aseguraba el manifiesto, con el que Fridays for Future Asturies llamó a promover formas de transporte activas como caminar o ir en bicicleta, que «beneficiarían directamente la salud de las personas, disminuyendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mentales y crónicas».

En una bicicletada no podían obviarse además los beneficios de desplazarse en bici: «Acudir en bicicleta al trabajo reduce un 30% la tasa de mortalidad en adultos, ayuda a reducir la congestión del tráfico y las emisiones de los vehículos». Tampoco se obvió que el cambio climático es consecuencia de un sistema capitalista que parece no tener límite: «La tierra y sus habitantes están sufriendo, es el momento de actuar, pero las respuestas que perseguimos no se encuentran el sistema actual. No podemos terminar con esta crisis a través del dinero, pues es el dinero quién nos ha traído hasta aquí. Debemos luchar por un sistema que anteponga la vida y la tierra frente al beneficio de las grandes empresas, que a diario se lucran de la destrucción de nuestro planeta y de nuestra salud».

O que el Día Mundial de Acción por el Clima coincidía justo con el Black Fiday, «fiesta del modelo de producción y consumo que está llevando a nuestro planeta al borde del colapso». Por ello, «inundamos las calles de Xixón con bicicletas para decir alto y claro que otro de modo de vida es posible y necesario», teniendo en cuenta además que la comunidad científica ha advertido de que «si en menos de 11 años no frenamos esta crisis, las consecuencias serán irreversibles».

«Mientras la pérdida de biodiversidad siga en aumento, los incendios forestales sigan arrasando bosques y el aire siendo contaminado, seguiremos luchando», concluía el manifiesto, con el que también se hizo un llamamiento a la sociedad asturiana a participar en las movilizaciones convocadas en Madrid con motivo de la Cumbre Social por el Clima.

Comentarios

Bicicletada por el clima en Gijón: «El coche individual ya no es una opción»