Plantón del movimiento vecinal de Gijón al gobierno municipal

Tachan de «paripé» los consejos de distrito y piden que se abra un «amplio diálogo» con las asociaciones vecinales y sociales para cambiar el modelo de participación en la ciudad

Representantes de todas las asociaciones vecinales de Gijón, en diciembre ante la casa consistorial
Representantes de todas las asociaciones vecinales de Gijón, en diciembre ante la casa consistorial

Gijon

Quieren que el modelo de participación del movimiento vecinal y social de Gijón cambie de forma radical para que sea real y efectiva. Representantes de las 28 asociaciones que integran la Federación de Asociaciones Vecinales de Gijón (FAV) escenificaron ayer a las puertas de la casa consistorial, con motivo de la celebración del primer consejo de distrito en el Ayuntamiento de Gijón tras la toma de posesión del nuevo gobierno municipal, un sonoro plantón al que se fueron sumando Ciudadanos, Foro, Podemos-Equo, el PP y  otras entidades sociales.

En el de ayer, que era de la zona centro, sólo acudieron para entregar un documento que explica por qué las asociaciones vecinales no van a participar en los consejos de distrito, animando a otros representantes sociales y políticos a seguir su ejemplo, hasta que no les escuchen. «Es urgente e imprescindible abrir un amplio diálogo con las asociaciones, entidades y colectivos sociales para poner las bases de un cambio en el modelo de participación de Gijón durante el primer trimestre de 2020», asegura ese documento, cuyo contenido fue aprobado por unanimidad por la junta directiva de la FAV el pasado lunes y en el que se deja claro que consideran que los consejos de distrito no son más que un «paripé»: «En la aportación y construcción colectiva de ciudad nos encontrarán, en las simulaciones de participación no».

Antes del inicio del consejo de distrito, casi medio centenar de representantes vecinales y de entidades sociales se acercaron hasta las puertas del ayuntamiento para mostrar su descontento y rechazo con un modelo de participación ciudadana que, en su opinión, no funciona y que tiene su último ejemplo en un plan de barrios que, aseguran, no se consensuó con las asociaciones vecinales. Mostraron pancartas con los lemas «queremos participar pero así no», «participación real» y «distritos solución».

La presidenta de la asociación vecinal Jovellanos del centro y vicepresidenta de FAV, Maite Martín, que es también representante en el consejo de la zona centro, leyó el documento en el que, de mano, explican que, para el movimiento vecinal de Gijón, la participación ha sido «históricamente un elemento fundamental en su día a día», formando «parte de su ADN y de su sentido de existir como pieza del asociacionismo vertebrado en los barrios de Gijón».

Por ello, las asociaciones vecinales recuerdan que son «muchas las herramientas y los espacios de participación que, con mucho esfuerzo y mucha lucha, la sociedad civil ha conseguido ir abriendo a las organizaciones sociales» frente a «un sistema muy reacio a ceder espacios que siempre habían sido monopolios de las instituciones».

Uno de esos espacios, añaden, son precisamente los consejos de distrito, «herramientas que se crean como elementos de participación y debate para la vecindad y espacio de control del gobierno municipal» que, «por mucho que nos hayamos esforzado en construir y apoyar, nunca han sido vistos por los diferentes gobiernos municipales como instrumentos de participación activa».

De hecho, en el comunicado recuerdan también «el vaciamiento, ninguneo y desprecio» hacia los consejos de distrito que «ha tenido en ocasiones mayor intensidad que en otras, aunque siempre bajo la premisa de no ceder demasiado poder real de decisión a un movimiento asociativo que no quería ser tutelado por los diferentes gobiernos de turno».

Desde 2018, añaden, la FAV tomó la «dura» decisión, «fruto del rigor, la seriedad y la responsabilidad«, de no volver a asistir a los consejos de distrito hasta que no hubiera un «cambio real de dinámicas, metodologías y normativas en el modelo de participación municipal». Entonces gobernaba Foro, que decidía no volver a convocarlos y convocaba a la FAV a una reunión en la que no se llegó a ningún acuerdo.

«Para luchar por la participación, dejamos de participar en la farsa que suponían esos espacios anquilosados. No dejamos en ningún momento de seguir participando en la vida social, cultural, económica, deportiva y política de nuestra ciudad porque sí apostamos por la participación real, no por seguir construyendo una irreal y teatralizada», indican en el manifiesto.

Tras las elecciones municipales que devolvieron el mando del Ayuntamiento de Gijón al PSOE, con un acuerdo de gobierno con IU, «la participación no ha cambiado y, desde la toma de posesión, nadie del equipo de gobierno ha tenido la más mínima intención de poner en marcha los necesarios cambios que necesita el modelo de participación de Gijón». Y, tras la reciente aprobación en el pleno del presupuesto para el año que viene, «el gobierno municipal pretende que la sociedad civil gijonesa se sume al paripé que suponen estos consejos de distrito».

Comentarios

Plantón del movimiento vecinal de Gijón al gobierno municipal