El campus de Gijón pone en marcha un proyecto piloto contra inundaciones

Los destrozos de junio de 2018 supusieron cinco millones de euros en daños, de los que aún queda un millón por ejecutar

Campus universitario de Gijón
Campus universitario de Gijón

Gijon

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García, ha destacado este martes en Gijón que la Escuela Politécnica de Gijón trabaja con Tragsa en un plan preventivo para tratar de evitar que vuelvan a producirse las inundaciones de 2018 y que supusieron cinco millones de euros estimados en daños, de los que aún queda un millón por ejecutar.

Así lo ha señalado, en declaraciones a los medios de comunicación con motivo de la inauguración de las instalaciones del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y Salud Laboral en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón (EPI), en los que ha estado acompañado de la gerente de la Universidad de Oviedo, Ana Caro, y el director de la EPI, Juan Carlos Campo.

Caro ha explicado que Tragsa está desarrollando nueve proyectos piloto en España para evitar las inundaciones, cada uno con distintas características, siendo uno de ellos el de la EPI de Gijón, en donde el problema de junio de 2018 vino derivado de tres causas: la lluvia, el desbordamiento del río Peñafrancia y la afloración de agua del subsuelo.

El rector ha señalado, respecto a la inauguración de este día, que con la recuperación de este servicio de prevención se aprovechó para prácticamente renovar todo, indicando que es un paso más en la recuperación de los daños causados por la entrada de agua a la facultad, informa Europa Press.

Faltaría, en este caso, una inversión por un millón, mientras que llevan entre 3,5 y 3,8 millones euros ya gastados. Ha insistido, asimismo, en la importancia de tomar preocupaciones para que no vuelva ocurrir.

Sobre la inversión restante, ha señalado que están en negociaciones con Principado. «De momento no tenemos fortuna», ha lamentado, respecto a poder completar lo que queda, que es sobre todo equipamientos de laboratorios. Ha recalcado, además, que los solo cubrieron parte, unos 2,7 millones de euros.

En cuanto a evitar que se repitan las inundaciones, ha señalado que están trabajando con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) para hacer un plan preventivo.

Comentarios

El campus de Gijón pone en marcha un proyecto piloto contra inundaciones