Caso Eleazar: la familia exige una rectificación al ayuntamiento o se querellará

E. G. B. GIJON

GIJÓN

La concentración para pedir Justicia por Eleazar, ayer, en la plaza Mayor
La concentración para pedir Justicia por Eleazar, ayer, en la plaza Mayor

«Es rigurosamente falso que no tuviera entrada ni que fuera detenido por atentado a la autoridad como se dijo», aseguran

04 feb 2020 . Actualizado a las 00:08 h.

La familia de Eleazar García, el joven de 30 años que fallecía el pasado septiembre tras un altercado con vigilantes de seguridad en el estadio de El Molinón, exigía ayer al Ayuntamiento de Gijón que rectifique de manera pública la información con la que, en su momento y derivado de la Policía Local, se explicó lo ocurrido. De no ser así interpondrán una querella por falsedad y atentado contra su honor. «Hay una primera comunicación municipal en la que se dice que una persona violenta intentó acceder sin entrada al estadio y se la detuvo por atentado contra la autoridad y eso es rigurosamente falso. Estaba detenido pero no había hecho eso», explicaba ayer el abogado Marcos García Montes, que representa a la familia del joven ante la investigación abierta en el Juzgado de Instrucción número 2 de Gijón para esclarecer lo sucedido, en el curso de la cual declaraban ayer ocho vigilantes de seguridad en calidad de investigados.

Por la tarde, la familia, ante casi un centenar de familiares y amigos concentrados en la plaza Mayor, reclamaba esa rectificación y defendía «la dignidad y la memoria» de Eleazar García, que había acudido con su padre y un primo a ver el partido que enfrentaba a la Selección Española con las Islas Feroe con su propia entrada. Una vez en su asiento, y antes de que comenzara el partido, se despistó y acabó fuera del estadio, con el trágico resultado que se está investigando en el juzgado.

«Mi sobrino no era violento. Era pacífico, cariñoso y nunca había tenido un problema con nadie», aseguró Diego García, muy emocionado durante la concentración en la plaza Mayor, reiterando que darán un plazo al ayuntamiento para que rectifique la «información sesgada y torticera» que se facilitó a los medios de comunicación el pasado 8 de septiembre, cuando Eleazar fallecía de un paro cardiaco en el centro de salud al que había sido trasladado por la Policía Local, o interpondrán una querella.