Un infierno de acoso tras conocerse a través de una red social

Detenido un hombre que presionó a una gijonesa con llamadas, amenazas de suicidio y que se presentó en su trabajo en varias ocasiones


Agentes de la Policía Nacional han detenido a un vecino de Lugo de 57 años de edad por acosar y amenazar a una mujer gijonesa que había conocido a través de una red social. Según la nota de prensa remitida por La Policía, la mujer se negaba a iniciar una relación sentimental con él y sólo quería una relación virtual de amistad, sin  llegar a conocerse personalmente y sin ningún tipo de contacto físico. Sin embargo, y ante su negativa, el hombre comenzó a presionarla con llamadas y mensajes, la amenazó con suicidarse e incluso se personó en su trabajo en varias ocasiones para conseguir su propósito.

El contacto surgió a través de una red social. Después de varias conversaciones sobre gustos e intereses comunes, el hombre solicitó conocerla personalmente e iniciar una relación sentimental, pero fueron peticiones que la mujer no aceptó y entonces comenzó una cascada de acoso.

Desde ese momento los mensajes y llamadas se hicieron más continuos insistiendo sobre la idea de verse y avanzar en su amistad. El rechazo continuado de la mujer no fue admitido por el hombre, quien empezó a amenazarla con contar «su idilio» a su familia y amigos. Incluso llegó a decir que iba a suicidarse y dejar una nota en la que iba a contar su relación clandestina y como su rechazo le había afectado hasta el punto de no querer vivir sin ella.

En su afán de presionarla un día se presentó en su lugar de y le dijo que había viajado desde Lugo a Gijón para tener una cita con ella.  La mujer intentó explicarle con calma su deseo de finalizar cualquier contacto con él  pero el hombre se negaba  a aceptar su negativa y la volvió amenazar con perjudicar su vida personal y laboral. Durante días se presentó  en su lugar de trabajo para ponerla nerviosa y que accediera a sus pretensiones, mientras le mandaba numerosos mensajes y le hacía reiteradas llamadas telefónicas.  Este permanente acoso hizo que la mujer estuviera siempre nerviosa, en estado de alerta y con miedo por lo que decidió denunciar a esta persona a la Policía Nacional. 

La investigación

Los investigadores de la Comisaría de Gijón,  ante el testimonio de la víctima y la comprobación de sus dispositivos móviles y electrónicos, confirmaron las amenazas y la situación de acoso que sufría la mujer desde mediados del mes de febrero. Según relata la nota de prensa, tras el conocimiento de estos hechos se incrementaron las medidas de vigilancia sobre la víctima y los esfuerzos de los agentes para localizar al autor. Finalmente, el pasado 3 de marzo fue detenido en Gijón un vecino de Lugo de 57 años de edad  como presunto autor de los delitos de amenazas, acoso y coacciones.

El Juzgado de Instrucción de Guardia decretó una orden de protección sobre la denunciante con las medidas cautelares  de no contactar con la víctima por ningún medio ni aproximarse a ella. El arrestado tenía antecedentes por malos tratos y ya tenía en vigor una orden de alejamiento de otra mujer.

Comentarios

Un infierno de acoso tras conocerse a través de una red social