2.200 contenedores higienizados al día: así funciona Emulsa en esta cuarentena

El estado de alarma obliga a centrarse en la recogida de basura de todos los contenedores municipales a diario y la limpieza urbana en las zonas con más tránsito como el entorno de tiendas, farmacias y centros de salud


Gijon

A tres turnos: mañana, tarde y noche. Así está trabajando la plantilla de la Empresa Municipal de Servicios del Medio Ambiente Urbano de Gijón (Emulsa) para centrarse en dos servicios esenciales: por un lado, en la recogida a diario de basura de todos los contenedores municipales de residuos de fracción resto y orgánicos y, por otro, en la limpieza viaria, fundamentalmente en las zonas que son las más transitadas por la ciudadanía durante este periodo de estado de alarma decretado ante la epidemia de coronavirus. Es decir, los entornos de supermercados, tiendas de alimentación y productos básicos, centros de salud, farmacias o residencias de la tercera edad. 

Cada día, además, se higienizan 2.200 contenedores en esos turnos establecidos para que los empleados que se encargan de estas tareas las realicen bajo una premisa fundamental: mantener las medidas de seguridad que garanticen su salud individual y que eviten la propagación del virus. A esas tareas se suma también el mantenimiento de zonas verdes en las que es imprescindible hacerlo para que no se conviertan en junglas imposibles de segar, como explicaba ayer la alcaldesa de Gijón, Ana González, en su vídeo de la jornada. 

 «Los ciudadanos tienen que saber del esfuerzo que está haciendo la plantilla de Emulsa. A los trabajadores hay que agradecérselo porque están demostrando una profesionalidad por mantener esta situación excepcional controlada», destacan en la empresa municipal. La desinfección de los más de 2.000 contenedores, según explican en Emulsa, es una acción continua a lo largo del día que se realiza con pulverizadores con tensoactivos y lejía diluida mañana, tarde y noche.

También la recogida de basura se está realizando todos los días y en tres turnos, no por la noche como hasta ahora, para evitar la concentración de todos los trabajadores a la misma hora y en el mismo vestuario por motivos de salud y prevención de riesgos. Esos tres turnos, además, permiten llevar a cabo el mantenimiento, la limpieza y la desinfección de los camiones, cabinas incluidas, de forma progresiva durante todo el día, en lugar de todos a la misma hora como es lo habitual.

Tapas abiertas de los contenedores

Pese a que Cogersa a nivel regional ha hecho un llamamiento para que en algunas localidades asturianas se dejen las tapas abiertas, en Gijón los contenedores tienen un mecanismo que los cierra solos con lo que no es posible. Aparte de que se están desinfectando a diario, quienes no quieren tocar la tapa con la mano utilizan servilletas u otro tipo de papel. Lo que sí piden, por favor, desde Emulsa es que no se deje la basura alrededor de los contenedores ya que con ello sólo se contribuye a generar infecciones que, en una situación excepcional como la actual, es un problema encima añadido.

Además, en los camiones de recogida sólo va un trabajador que no se baja del vehículo. «Estamos haciendo hincapié en que llevamos a cabo esa limpieza muy por encima de lo que es habitual para garantizar que no haya ningún problema», recalcan en Emulsa.

Todas estas tareas las están llevando a cabo cada día una media de entre 230 y 250 trabajadores. La plantilla habitual de Emulsa está formada por unas 650 personas, con lo que en la actualidad se ha reducido a un tercio debido a que, en cumplimiento de las medidas del estado de alarma por el coronavirus, el personal de más de 60 años, quienes tienen hijos menores a cargo o pertenecen a uno de los colectivos de riesgo podían solicitar quedarse en casa. Ante ello se han reorganizado los servicios para llevar a cabo los servicios esenciales, suspendiéndose otros como el servicio de recogida de muebles y concentrando los de los puntos limpios en el de Roces, que es el único que se mantiene activo.

Reorganización de la plantilla

Parte del personal que está en casa, en todo caso, se incorporará ahora para dar los turnos de descanso a los empleados que han trabajado en este primer turno de 15 días. Además, ya están llevando a cabo la limpieza de las propias instalaciones de Emulsa en Roces, así como del material y de los camiones, que se han reforzado al organizarse las tareas en turnos de mañana, tarde y noche. En el servicio de recogida de basura, en todo caso, se han ido escalonando las entradas con horarios distintos y se han reducido los grupos que trabajaban a una misma vez, dándose a todos el descanso que les corresponde. Las labores de jardinería, como ya han podido comprobar algunos gijoneses, se están centrando en segar zonas verdes que lo requieren para no dejar crecer la maleza, pero no se están realizando podas ni se están colocando plantas de temporada como se suele hacer habitualmente.

La atención ciudadana se realiza a través de la web, mediante correo electrónico (emulsa@emulsa.org) o a través del teléfono 010 del Ayuntamiento de Gijón. En las oficinas de la empresa en Roces, siguen trabajando los departamentos de recursos humanos y de compras, en el que se está realizando un esfuerzo para agilizar toda la facturación para que ningún proveedor tenga problemas. Las facturas se pagan el día 5 y 20 de cada mes, según cuando lleguen los suministros, y, en todo caso, se paga con un margen de 15 días. En cuanto a los centros escolares, durante los dos primeros días del estado de alarma se hizo en todos una limpieza higienizante en profundidad.   

¿Qué se le pide a la ciudadanía?

En esta situación inédita, desde la empresa municipal se agradece la colaboración de la ciudadanía para seguir manteniendo limpia la ciudad, aunque sí se hace un llamamiento a seguir colaborando y sumando. La alcaldesa esta misma semana pedía que no se tirase basura por la ventana, aunque son casos contados, y que se recogieran los excrementos de los perros como viene siendo obligatorio y de sentido común. También en las zonas verdes. Además, desde Emulsa se ruega que no se tiren bolsas de basura en las papeleras y que, en aquellas que están clausuradas porque se encuentran en zonas precintadas como pueden ser los parques infantiles, no se depositen residuos. O que no se tiren las colillas por las ventanas. En estos momentos excepcionales, el civismo sigue siendo fundamental.

En cuanto a la bolsa de empleo para jardinería y limpieza, con 950 plazas, se espera poder retomarla en cuanto sea posible. Quedaba pendiente publicar las notas del examen teórico, abrir un periodo de corrección de errores y pasar a la valoración de méritos. Todo ha quedado suspendido porque ahora las prioridades son otras.

Comentarios

2.200 contenedores higienizados al día: así funciona Emulsa en esta cuarentena