Detenida una mujer en Gijón que escupió a otra por recriminarle no respetar la distancia en una terraza

Tras recibir el aviso, la Policía la localizó tirada en el suelo en una calle y se mostró muy agresiva durante la identificación, por lo que fue arrestada

Policía local de Gijón
Policía local de Gijón

Gijon

La Policía Local de Gijón detuvo ayer a una mujer por atentado a la autoridad en el barrio de Pumarín. La detenida había insultado y escupido a otra mujer que le había recriminado que no respetara la distancia social de dos metros en una terraza de la avenida de Gaspar García Laviana.

La propia víctima fue la que dio el aviso de lo ocurrido pero, una vez que los agentes llegaron al lugar, la agresora ya lo había abandonado. Tras recopilar la información pertinente, los agentes pudieron localizar a la mujer en el entorno de la avenida de Gaspar García Laviana, en la calle Clara Campoamor, donde se la encontraron tirada en el suelo.

Al proceder la patrulla a su identificación, en torno a las 13.10 horas, la mujer se volvió agresiva y comenzó a dar patadas a los agentes, según informan desde el Ayuntamiento de Gijón. Tras ser detenida, fue conducida a un centro de salid y, en todo momento, «no cesó en tener un comportamiento agresivo incluso con el personal facultativo». Le acompañaba otra mujer que fue denunciada por incumplir la Ley de Seguridad Ciudadana.

En el transcurso de la jornada de ayer, por incumplimientos de las normas del estado de alarma, nueve personas fueron sancionadas: una por consumir en el interior de un bar, otra por estar con el perro en la playa y las siete restantes por permanecer en la calle fuera del horario permitido sin causa justificada. También se denunció una terraza en Cimadevilla y una sidrería de la zona de la avenida de La Costa que tenía una mesa con clientes en su interior.

También ayer la Policía Local denunció a dos grafiteros que se encontraban en el Camín de Leorio. Una patrulla que circulaba por el camino de Mareo a Granda los identificó a las 0.50 horas de esta madrugada. Llevaban una escalera, mochilas y bolsas de plástico por lo que procedieron a darles el alto. Tras preguntarles el motivo por el que se encontraban en la zona, manifestaron que iban a pintar en una edificación abandonada. Además de la sanción por incumplir el estado de alarma, les incautaron 27 botes de pintura.

Asimismo, en la carretera de Somió y La Providencia, se controlaron 90 vehículos, siendo sancionados 17. Ninguno de ellos fue por cuestiones relacionadas con el estado de alarma.

Comentarios

Detenida una mujer en Gijón que escupió a otra por recriminarle no respetar la distancia en una terraza