La Semana Negra se reconvierte en un espacio reducido por la Covid-19

Los conciertos serán acústicos en el patio central del CCAI y la feria del libro tendrá 20 puestos en Tomás y Valiente

Ángel de la Calle y Rubén Vega, durante la presentación de contenidos de la Semana Negra
Ángel de la Calle y Rubén Vega, durante la presentación de contenidos de la Semana Negra

Gijon

La Semana Negra de Gijón se celebrará del 3 al 12 de julio sin su tradicional feria de atracciones y chiringuitos al aire libre, aunque con la participación de un centenar de escritores de Europa e Iberoamérica que tendrán que participar de manera telemática. La pandemia de Covid-19 ha obligado a la organización del festival a prescindir de los grandes espacios abiertos que ha venido ocupando desde hace tres décadas y a reducir sus actividades al Centro de Cultura Antiguo Instituto Jovellanos.

El lugar ha sido elegido en homenaje al escritor chileno Luis Sepúlveda, fallecido por causas derivadas de la covid-19, que durante varios años realizó allí el Salón Internacional del Libro Iberoamericano. El director de la Semana Negra, Ángel de la Calle, ha dicho este viernes en la presentación de la programación del certamen, que a pesar de la situación creada por la crisis sanitaria se ha hecho un esfuerzo para adaptar el festival a las circunstancias.

Solo escritores españoles invitados que puedan desplazarse participarán de manera presencial en las actividades, mientras que los extranjeros lo harán de manera telemática a través de videoconferencias.

La feria del libro se ubicará en la calle Tomás y Valiente pero con sólo 20 puestos, y los conciertos serán acústicos en el patio central cubierto del Antiguo Instituto Jovellanos. Este año se ha optado por reducir los decibelios y optar por músicos asturianos, según ha explicado el responsable de la programación musical, Roberto González. Así actuarán el grupo de folk Felpeyu, el interprete Igor Paskual, el cuarteto Möebious, y los vocalistas Toli Morilla y Silvia Quesada, entre otros.

También se realizará el espacio de comunicación DiverSOS, que reemplaza al Encuentro Internacional de Fotoperiodismo, y que está coordinado por el reportero gráfico Álex Zapico y el escritor Julio Rodríguez. Pensado como «un lugar de encuentro con la cultura, la solidaridad y la comunicación», en esta primera edición tendrá como eje central la pandemia de coronavirus, ha indicado Zapico. 

Las consecuencias económicas de la pandemia serán analizadas en una mesa redonda titulada Con/sumo cuidado: retos para un futuro sostenible por el hostelero Pedro Martino, Alberto Uría, de Outurelos, y Vanessa Paredes, de la asociación Corripa. Toño Velasco presentará el libro Sinfinados que aborda el cambio de la situación social a partir de imágenes de todo el mundo durante el confinamiento. También se mostrará el proyecto Covid Foto Diaries en el que ocho fotoperiodistas españoles han documentado los efectos de la pandemia en distintas partes del país, informa EFE.

Comentarios

La Semana Negra se reconvierte en un espacio reducido por la Covid-19