Mete clavos en la cerradura de su vecino para que no hiciera ruido

El denunciado es un gijonés que admitió haberlo hecho porque estaba cansado de pedírselo

Una cerradura
Una cerradura

Gijon

Un gijonés ha denunciado a su vecino, de 64 años, por los daños ocasionados en la cerradura de su domicilio, al introducir clavos en represalia porque hacía ruido por las noches y desvelaba a toda la familia, según ha informado este martes la comisaría de la Policía Nacional.

Según el relato policial, la víctima había pasado unos días en otra vivienda de su propiedad en un pueblo asturiano y al regresar a su domicilio se encontró que no podía abrir la puerta porque tenía clavos en la cerradura.

El denunciante explicó a los agentes que esta no era la primera vez que le ocurría algo similar, ya que hasta en otras cuatro ocasiones anteriores había sufrido actuaciones parecidas cada vez que se ausentaba de la vivienda varios días.

En la denuncia, la víctima sostenía que en todas las ocasiones la misma persona le había causado daños en el buzón y había dejado notas manuscritas con insultos.

La investigación policial condujo hasta el vecino del denunciante como el presunto autor de los hechos y ha sido denunciado por un delito leve de daños.

El hombre admitió ante los agentes haber metido los clavos en la cerradura porque estaba cansado de pedir a su vecino que no hiciera ruido por las noches ya que arrastraba los muebles en horas de descanso nocturno y desvelaba a toda la familia, informa Efe.

Comentarios

Mete clavos en la cerradura de su vecino para que no hiciera ruido