Cinco sendas y vías verdes para recorrer en Gijón

La ciudad ofrece diferentes opciones y recorridos para escapar del tráfico, disfrutar de la naturaleza y el ejercicio suave durante unos kilómetros

Senda fluvial Gijón
Senda fluvial Gijón

Gijón

Un verano como el actual limita en gran medida la capacidad de movimiento, tanto desde el punto de vista espacial por las dificultades para plantear un trayecto fuera de las fonteras nacionales, como desde el presupuestario. Sin embargo, la resignación de quedarse en casa a pasar el periodo vacacional no equivale a renunciar a planes más que interesantes. De hecho, Gijón cuenta con una serie de rincones y sendas verdes que bien merecen una oportunidad y que permiten combinar paisaje, naturaleza y ejercicio.

Senda de El Rinconín a La Ñora

Esta vía es uno de los clásicos de los paseos y rutas gijonesas. Su comienzo está junto a las termas romanas, al lado de la iglesia de San Pedro. Siguiendo el paseo marítimo hasta la playa de la Nora se pueden encontrar parques como el de El Rinconín y el Cabo San Lorenzo. Si se realiza completo, el trayecto de ida es de algo más de diez kilómetros.

Senda del Ñora

Ideal para realizarla tanto caminando, como corriendo o en bicicleta de montaña. Si se parte del club de golf de la Llorea y se completa hasta la playa de la Ñora esta ruta es de aproximadamente cuatro kilómetros y medio de longitud, perfecta para recorrerla con calma, disfrutando del paisaje y la vegetación, acompañada en gran parte del recorrido por el rumor del río Ñora, así como de vistas del alto del Infanzón, el Monte Deva o los arroyos de La Llorea, El Forcón o del Pilo.

Senda del Peñafrancia

De unos 8 kilómetros, parte de la rotonda de la Guía. Por la senda que pasa junto al río, al lado de Las Mestas, se llega hasta la escuela de Ingenieria y, atravesando la zona arbolada, al campo del golf de El Tragamón. Desde allí se continúa por la parroquia de Cabueñes y después, siguiendo la carretera de Santurio (unos 200 metros), se llega a la capilla de Nuestra Señora de la Corrada. Posteriormente se recupera el camino junto a la orilla del Peñafrancia hasta que llegamos a la parroquia de Deva y, posteriormente, a la  fuente del Güeyu Deva.

Vía Verde de La Camocha

Esta vía verde de algo más de siete kilómetros recupera el recorrido de un antiguo tren minero. Comienza en el poblado Santa Bárbara de Tremañes y concluye en la parroquia de Samartín de Güerces, junto a los castilletes del viejo Pozu La Camocha. El piso de grijo combinado con asfalto y la suavidad del recorrido lo hacen ideal para realizarlo en familia. Durante el trayecto el paseante se encontrará con puntos de interés como la Quinta la Torre o el palacio de la duquesa de Riansares.

Senda fluvial del Piles

Se trata de una ruta bastante asequible y de unos nueve kilómetros. Comienza en el parque fluvial, situado en el barrio de Viesques, si bien puede prolongarse partiendo desde San Lorenzo o las inmediaciones de Isabel la Católica. Tras salir del parque fluvial se pasa por debajo del nudo que forman las autovías Minera y del Cantábrico se llega al parque de Granda. Recorridos unos metros y llegados al cruce de caminos tenemos la opción de continuar por la senda del canal del Molín o seguir a la vera del Piles hasta La Camocha.

Comentarios

Cinco sendas y vías verdes para recorrer en Gijón