La Plataforma contra la Contaminación denuncia la falta de diálogo del Ayuntamiento

El colectivo exige al actual equipo de gobierno municipal «un cambio radical en el fondo y en las formas» a la hora de desarrollar políticas de movilidad y lucha contra la polución

Nube de polvo de carbón sobre el puerto de El Musel
Nube de polvo de carbón sobre el puerto de El Musel

Gijón

La Plataforma contra la Contaminación de Gijón considera adecuada la base de las ideas que inspiran de ciertas medidas de movilidad que el Ayuntamiento está desarrollando en la ciudad, tales como peatonalizar ciertas zonas o reducir la velocidad de circulación en otras, si bien recalca que ven necesario «un cambio radical en el fondo y en las formas».

El colectivo ha explicado, a través de un comunicado, que uno de los problemas más serios de la ciudad «es la contaminación, atmosférica y acústica. También el cambio climático que avanza a pasos agigantados. Los responsables son una industria obsoleta y contaminante, el exceso de vehículos en nuestras calles y la inacción de nuestras administraciones públicas para atajar todo esto».

Resaltan que dos tercios de la población gijonesa se encuentra expuesta «a niveles de ruido por encima de los límites recomendados por la OMS (55db). Todas las estaciones medidoras arrojan año tras año valores en partículas contaminantes por encima de los límites de la OMS. Asturias encabeza el ranking nacional en casos de cáncer y enfermedades cardiorrespiratorias y eso parece no preocupar en exceso a nuestros gobernantes».

«Urge que las autoridades autonómicas y locales y los partidos políticos tomen conciencia de la gravedad de la situación y empiecen a actuar con decisión», continúa la entidad. Resaltan que Gijón se juega mucho «en el actual debate sobre movilidad». «Nos jugamos empezar a construir una ciudad para la gente, en la que los modelos de movilidad sostenible y no motorizada como la bicicleta, los itinerarios peatonales y el transporte público sean los verdaderos protagonistas como lo son en ciudades como Pontevedra o Vitoria, modelos de ciudades ecológicas y habitables, o nos jugamos seguir con una ciudad invadida por la contaminación, el ruido de los coches y las emisiones de gases de efecto invernadero», aseveran.

Consideran que es una «necesidad vital ganar espacio público para la gente. Es una necesidad vital pacificar el tráfico. Es una necesidad vital construir una ciudad amable, sin ruidos, sin contaminación y sin emisiones que aceleren el cambio climático».

Insisten en que comparten «muchas de las actuaciones que se están llevando a cabo en nuestra ciudad en materia de movilidad». «Lo que no compartimos es la manera cómo se están ejecutando. Sin debate previo, sin participación de la ciudadanía y sin planificación seria. El Foro de la Movilidad, órgano de participación por excelencia acordado por el pleno municipal en 2016, se ha vaciado de contenido, algo a lo que por desgracia ya nos tiene acostumbrados este equipo de gobierno municipal que se ha ido cargando casi todos los foros de participación», puntualiza el colectivo. La Plataforma contra la Contaminación denuncia que, sin diálogo, «después se peatonalizan calles y espacios sin estudios previos y basado en la improvisación, lo que no redujo el tráfico, y sus emisiones contaminantes, solo lo desplazó a otro lugar. A problemas graves como el tráfico pesado en la zona oeste no se le terminan de dar soluciones ni alternativas. La flota de autobuses existente es obsoleta y demasiado contaminante. Y así podíamos seguir con un sin fin más de cuestiones».

Desde la Plataforma contra la Contaminación se defienden «las políticas de movilidad encaminadas a reducir el tráfico en la ciudad, la peatonalización, hacer de Gijón una ciudad amable y pacificada, ganar espacio para la gente, cambiar calzada de coches por aceras amplias y espacios verdes, eliminar vehículos sin etiqueta ambiental, reforzar el transporte público en rural y urbano, vertebrar la vida cotidiana de la ciudad en torno al comercio local y de proximidad que tanto favorece la peatonalización y pacificar disminuyendo la velocidad». Lo que no comparten «es la forma como se está concibiendo, sin participación, sin consensos, sin planificación y sin una visión integral del modelo de ciudad. Por ello pedimos al actual equipo de gobierno municipal un cambio radical en el fondo y en las formas».

Comentarios

La Plataforma contra la Contaminación denuncia la falta de diálogo del Ayuntamiento