Gijón fija las normas del cementerio

El Ayuntamiento llama a evitar las aglomeraciones, habrá control de acceso y se reforzará la línea 25

Una mujer visita el cementerio de Ceares, en Gijón
Una mujer visita el cementerio de Ceares, en Gijón

El Ayuntamiento de Gijón ha diseñado un plan de actuaciones para evitar aglomeraciones en los cementerios el próximo 1 de noviembre, día de todos los santos, ante el aumento de contagios de la covid-19.

El gobierno local ha recomendado que las visitas a los cementerios se hagan de forma escalonada en los días anteriores y posteriores y no se concentren durante la jornada del día 1N.

La línea de autobuses 25 que conecta el centro de la ciudad con el cementerio de Deva aumentará la frecuencia entre el 24 de octubre hasta el 2 de noviembre, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

En los cementerios de Deva, Ceares y Jove, donde se prevé la mayor afluencia de visitantes, habrá controladores de acceso los días 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre.

Su función será, además vigilar el uso obligatorio de mascarillas y de gel hidroalcohólico e informar de las medidas de distanciamiento social, así como de las rutas de entrada y salida que se han diseñado.

La entrada al pasillo principal de las unidades de enterramiento del Cementerio de Deva se realizará por el centro de la puerta principal y la salida por las puertas auxiliares anexas a la principal.

En el de Ceares el acceso estará habilitado por las puertas 1, 2 y 7 y por la de las personas con movilidad reducida.

En el resto de cementerios, las puertas se dividirán con vallas para establecer una ruta de entrada y otra de salida; informó EFE.

Comentarios

Gijón fija las normas del cementerio