La crisis sanitaria dispara el desempleo y precariza el trabajo en Gijón

Marcos Gutiérrez GIJÓN

GIJÓN

Oficina de empleo
Oficina de empleo

Un año después de que el coronavirus empezase a mostrarse con toda su crudeza, el paro ha repuntado un 16%, con una generalización de los contratos temporales

03 feb 2021 . Actualizado a las 09:40 h.

Un año después de que España confirmase el primer caso de coronavirus, la crisis sanitaria está todavía atenazando a toda la sociedad con la máxima crudeza, con los efectos de la vacuna aún lejos de empezar a apreciarse. Paralelamente, el impacto del virus en la economía y el empleo sigue siendo devastador. Todo ello, además, cuando la economía nacional y regional aún no había recuperado plenamente el tono tras la crisis de 2008. 

Gijón no es una excepción. En Gijón había 23.935 parados en diciembre de 2020 y 24.717 a cierre del pasado mes (782 más), lo que supone una variación mensual del 3,27%. Si retrocedemos aún más vemos que en enero de 2020 había en la ciudad 21.160 personas desempleadas, 3.557 menos que hoy. Esto equivale a un aumento del 16%.

Lógicamente, en un escenario de terrible incertidumbre como el actual, la situación se deja ver en los contratos firmados. Más concretamente, en la naturaleza de los mismos. La enorme mayoría de los que se firman actualmente en la son de tipo eventual. Así, la ciudad cerró 2021 con 5.627 contrato formalizados, (2.887 hombres y 2.740 mujeres), de ellos 4.109 se firmaron en servicios, 1.133 en Industria, 10 en el segmento de la Agricultura y 375 en Construcción.