Nuevo capítulo en la guerra del PP de Gijón: Marín dimite ante «las amenazas y el acoso» de la dirección regional

Los dirigentes autonómicos niegan «absolutamente» que se boicotease a Marín y le agradece su marcha porque abre así la puerta de «la ilusión de los afiliados del partido en Gijón»

El presidente del PP de Gijón, Mariano Marín.
El presidente del PP de Gijón, Mariano Marín.

Gijón

El presidente de la Junta Local del PP de Gijón, Mariano Marín, ha avanzado su decisión de darse de baja del partido ante las «amenazas», el «acoso» y el «boicot» que está sufriendo por parte de la dirección regional que, a su juicio, se ha transformado en «un circo de fieras».

Marín ha tomado esta decisión después de que el Comité de Derechos y Garantías del PP de Asturias haya acordado abrirle un expediente disciplinario tras la petición de amparo realizada por 40 miembros de la junta directiva. Los promotores de la iniciativa ya habían planteado su reprobación en la última reunión de este órgano, que no se llegó a votar ante la negativa de Marín, por sus declaraciones contra el candidato a la alcaldía en las últimas elecciones municipales, Alberto López-Asenjo; la inactividad de los órganos del partido y el cierre «en la práctica» de la sede local del PP gijonés.

Afín a la expresidenta del PP de Asturias y actual senadora, Mercedes Fernández, a la que sustituyó en el cargo, Marín ha decidido darse de baja del PP «ante la amenazas, chantajes y descalificaciones» que en público y privado dice estar sufriendo por parte de la dirección regional que le ha sometido a un «acoso permanente» impidiéndole llevar a cabo su trabajo. Marín ha remitido una carta al presidente del partido, Pablo Casado, contándole las «tropelías» que se están llevando a cabo en el PP de Gijón e instándole a tomar las decisiones oportunas «antes de quedarse sin siglas sobre las que intervenir». «La presidencia regional ha hecho de mi desaparición política y civil su obsesión y del asalto cruento al PP de Gijón su prioridad desde que hace cuatro meses accedió a tal cargo vía designación directa», ha afirmado respecto a la actual presidenta, Teresa Mallada

Asimismo, ha asegurado que el pasado 15 de enero vivió «uno de los peores momentos» de la crisis abierta en el partido cuando mantuvo una reunión con Mallada y con su secretario general, Álvaro Queipo, en la sede regional. Fue «media hora de agresividad e histéricos ataques políticos y personales, treinta minutos de amenazas y chantajes más propios del mundo de los bajos fondos que de la política», ha relatado Marín y ha subrayado que «se cruzaron todos los límites de la decencia». A su juicio, «la presidenta regional ha utilizado todo tipo de trampas, artimañas y falacias para conseguir su botín», todo ello con una «estrategia de tierra quemada» impidiéndole hacer su trabajo para después exigir su dimisión.

Además, ha negado las acusaciones de dejación de funciones y achaca la falta de reuniones de la junta local a que durante la pandemia no tenía sentido organizar encuentros por lo que las acusaciones contra él en ese sentido son «una inmensa mentira y una espesa cortina de humo fabricada desde la cúpula regional» para quitarle de en medio «a cualquier precio». A su juicio, estos hechos, unidos a las amenazas de la dirección regional sobre su futuro político y personal que asegura haber recibido a través de un amigo, muestran la «degeneración» del PP y ha considerado «intolerable» que, con cientos de contagios diarios por covid -19, dedique «más tiempo a cuitas internas que a trabajar en beneficio de los asturianos».

En el plano local, ha criticado la «absoluta falta de colaboración» y «nulo trabajo productivo» del secretario general del PP de Gijón y estrecho colaborador de Mallada, Pablo González, del que ha dicho no le ha ofrecido nunca su ayuda y solo ha obtenido «el silencio por respuesta». En su opinión, este tipo de comportamientos que ha vivido solo fomentan el enfrentamiento, la desunión, el debilitamiento y el desánimo en el PP de Asturias, que «camina peligrosamente a su descomposición en medio de un clamoroso silencio cómplice».

El PP niega «absolutamente» que se acosase a Marín y le agradece su marcha

Por su parte, el secretario general del PP de Asturias, Álvaro Queipo, ha negado «absolutamente» que desde la dirección regional de la formación se haya acosado, boicoteado o chantajeado al hasta ahora presidente de la Junta Local del partido en Gijón, Mariano Marín, a quien ha agradecido que haya «tomado la decisión correcta» de darse de baja y dejar el cargo.

Queipo ha hecho estas declaraciones minutos después de que Marín anunciase su decisión de darse de baja del partido. A falta de conocer el contenido concreto de sus declaraciones, el edil ha negado tajantemente que se hayan dado esas circunstancias y ha circunscrito a la junta del PP de Gijón, y sin que haya habido interferencias desde la dirección regional, todo lo que ha sucedido hasta que hoy ha anunciado su marcha. «Agradezco al expresidente de la junta local que haya tomado la decisión correcta», ha afirmado Queipo, que ha asegurado que con la marcha de Marín se abre la puerta de «la ilusión de los afiliados del PP en Gijón».

El secretario general de los populares asturianos ha incidido en que todo obedece a la acción de un grupo mayoritario de los afiliados del PP de Gijón que denunció la «inacción» de Marín y se dirigió al Comité de Derechos y Garantías y que decidió ayer iniciar un expediente disciplinaria. Por lo tanto, para Queipo es un «conflicto que se produce en el seno de la junta local de Gijón que deberá resolverse ahí» ya que, según ha destacado, es un ente autónomo «que no está teledirigido y que tiene su vida propia» y sobre el que la dirección regional no tomó decisión alguna.

«No hemos hecho movimientos que se puedan considerar una intromisión de la dirección regional en la junta local», ha afirmado el también diputado popular en la Junta General del Principado y ha asegurado que siempre han animado a todas las juntas locales del PP a «trabajar con autonomía». Tras negar «rotundamente» que se hayan dado situaciones de acoso o chantaje sobre Marín, el secretario general del PP asturiano ha señalado que hay varias vías posibles para despejar el futuro de la junta local, pero que será en ese ámbito en el que se decida, informa Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Nuevo capítulo en la guerra del PP de Gijón: Marín dimite ante «las amenazas y el acoso» de la dirección regional