El Llano busca multimillonario

La administración de Río de Oro sella un boleto agraciado con 19,2 millones de euros cuyo acertante «ni se conoce ni se va a conocer seguramente»

Amalia López Tuya posa junto al cartel del billete premiado
Amalia López Tuya posa junto al cartel del billete premiado

Gijón

El Gordo de La Primitiva de este domingo ha dejado en el barrio de El Llano un boleto acertante de Primera Categoría premiado con la friolera de  19.246.473,59 euros. Dicho boleto, ha sido validado en la Administración de Loterías Número 3, situada en Río de Oro, 8. Pocas veces el nombre de una calle ha sido tan adecuado para las circunstancias. 

 La combinación ganadora del sorteo ha estado formada por los números 18, 25, 43, 44 y 52 (reintegro el 5). Hoy el barrio, y en concreto la administración que vendió el boleto, era un hervidero. Los vecinos no podían ocultar la alegría porque una persona cercana haya recibido una lluvia de millones tan colosal y, por qué no decirlo, la curiosidad por conocer su identidad.

Amalia López Tuya es, junto con su marido, la dueña de la administración de Lotería. «La verdad es que estamos encantados. Uno siempre da premios, al fin y al cabo es a lo que nos dedicamos, pero con uno tan grande no tenemos la experiencia», reconoce con alegría.

Desde que su marido y ella regentan este despacho de loterías habían dado «hace unos meses un premio de 950.000 euros y mi madre antes dio uno de 1,2 millones». Pese a que la venta de loterías «al final es un trabajo», esta profesional no puede evitar sentir «una felicidad muy grande» por haber dado semejante sorpresa a un vecino o vecina que, de momento, no tiene rostro.

«La verdad es que la gente viene a preguntar», apunta. «La identidad del premiado no la sabemos ni la vamos a saber seguramente», anticipa Amalia López Tuya. «A veces los premiados vienen a darte las gracias por haberles vendido el premio, pero muy a toro pasado», reconoce.

«El próximo mes de agosto se cumplirán 16 años» desde que está junto a su marido al frente de la administración de Río de Oro, aunque comenzó ayudando a su madre «cuando ella vino para El Llano». «Eran principios de los 90, ¡no estaba construido ni el centro comercial!», recuerda divertida.

Desde su punto de vista, haber sido los artífices de una ilusión de este calibre para uno de sus vecinos en un contexto como el actual «es una alegría extra». «Todo el mundo, más o menos, lo está pasando mal, ya sea por cuestiones laborales o de salud», lamenta. Cree que «si esto ayuda a que alguien lo pueda pasar mejor, para nosotros es estupendo».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

El Llano busca multimillonario