Emulsa prueba un camión de recogida de residuos 100% eléctrico

Permite reducir en un 50% el consumo de energía, así como de contaminantes y CO2

El camión eléctrico de recogida de residuos que prueba Emulsa
El camión eléctrico de recogida de residuos que prueba Emulsa

Gijon

La Empresa Municipal de Servicios del Medio Ambiente Urbano de Gijón (Emulsa) ha iniciado esta semana la prueba del camión recolector eléctrico, desarrollado por Irizar y FCC. Con motor 100% eléctrico, tiene una capacidad de carga de unas ocho toneladas de residuos y puede realizar dos turnos de trabajo con una hora de recarga entre uno y otro, según informa la empresa.

Otra de las ventajas de este equipo es que abarata el coste de mantenimiento y de explotación, aunque la inversión inicial para su adquisición es mayor que la de un vehículo convencional diésel. Se trata de un camión de recogida de residuos con una carrocería de carga lateral para recoger los contenedores, lo que significa un servicio completo 100% eléctrico (Zero Emission Vehicle ZEV) con el mismo rendimiento que un motor convencional, pero alrededor del 50% del consumo de energía y un drástico reducción de emisiones sonoras, contaminantes y CO2.

Está equipado con un motor auxiliar de GNC, que recarga las baterías a una velocidad constante de consumo mínimo de energía y emisiones. También se puede diseñar como completamente eléctrico o alimentado por pila de combustible con el objetivo de lograr la reducción total de emisiones contaminantes y ruido, la disminución de la huella de carbono y la maximización de la eficiencia energética.

Para el desarrollo de su actividad, Emulsa precisa del uso una importante flota de vehículos y herramientas que tienen como principal impacto la emisión a la atmósfera de Gases de Efecto invernadero (GEI). En la actualidad, la empresa dispone de una flota formada por 285 vehículos, con un promedio de antigüedad de 10,9 años, de distinta tipología y entre los que destacan como principales para el desarrollo de la actividad, los camiones recolectores en el Servicio de RSU y las barredoras y baldeadoras del servicio de Higiene Urbana.

Una de las medidas que se recogían en el Plan de Mejora del Impacto Ambiental del Plan Estratégico es incorporar vehículos con tecnologías que aporten un mejor comportamiento medioambiental. Ahora un total de 29 vehículos son eléctricos y 14, propulsados mediante Gas Natural Comprimido (GNC), tecnologías que representan el 10 y 5% respectivamente de la flota en 2020.

El proceso paulatino de renovación de flota, hace que a final de este año un 15% de la flota propulsada por gasóleo se encuentre enmarcada dentro de la norma Euro VI. En aportaciones de emisiones de CO2 el resultado es similar al de años anteriores, destacando los recolectores con un 48% de las emisiones producidas seguidas por las barredoras con un 14%.

La distribución de las emisiones debidas a la flota por servicio también es análoga a ejercicios anteriores: el 68% corresponden al Servicio de recogida, seguido de Higiene Urbana y Jardines con un 26 y 6 por ciento respectivamente.

La estrategia de sustitución de vehículos de gasóleo por gas natural comprimido, se traduce en una disminución del consumo de los primeros en un 3% acompasado de un aumento del consumo de Gas Natural Comprimido de un casi 2%, informa Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
FCC
Comentarios

Emulsa prueba un camión de recogida de residuos 100% eléctrico