David Alonso: «El equipo de gobierno se ha instalado en la falta de diálogo y la soberbia»

Marcos Gutiérrez GIJÓN

GIJÓN

David Alonso, portavoz de Por Gijón
David Alonso, portavoz de Por Gijón

El portavoz de Por Gijón cree que se va a «fraccionar la ciudad» si desde el ayuntamiento se gobierna «a golpe de decisión» unilateral. Considera que recuperar el consenso en torno a la Intermodal «va a llevar muchos meses, si es que se consigue»

13 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

A principios de 2019, David Alonso se embarcaba con Por Gijón en un nuevo proyecto político tras abandonar su desempeño como concejal de Xixón Si Puede. Tras no obtener representación en el Ayuntamiento en las pasadas municipales, pese a haber logrado 3.000 votos, el portavoz de este aún joven partido cree que los siguientes comicios pueden suponer un salto para la formación. Considera que los fondos de reactivación Next Generation EU pueden suponer una buena base para cerrar cuestiones pendientes de años como la del Plan de Vías. Desde su punto de vista, el actual equipo de gobierno «se han instalado una actitud de ‘yo lo sé todo y los demás, nada’», a la hora de aprobar cuestiones como la ordenanza de movilidad. En su opinión, la solución al problema más acuciante de la ciudad, la contaminación, pasa por «reconocerlo» y no «mirar hacia otro lado».

--En los pasados comicios conseguían 3.000 votos, a pesar de ser una formación prácticamente recién nacida. ¿Cómo de optimistas son de cara a mejorar esos resultados y lograr representación en la Corporación Municipal para las próximas elecciones?

--Cuando concurrimos a las elecciones el partido tenía unos meses. Hay que reconocer que no obtener representación fue un palo duro y nos costó tres o cuatro meses valorar lo que suponía haber puesto sobre la mesa una formación nueva, con apenas recorrido, aunque yo fuese una persona más o menos conocida en la política municipal. El resto de la gente eran personas que se acercaban a la política por primera vez, hastiadas de cómo estaban las cosas. Desde ese septiembre hasta aquí me ha sorprendido ver que no descendíamos, sino que aumentábamos poco a poco. Desde hace medio año más o menos, no sé si por lo que está pasando en el Ayuntamiento de Gijón o por otras claves que no manejamos, hemos ido creciendo de manera interesante, algo que nos permite trabajar, estar en los barrios y denunciar determinadas situaciones. Estamos contentos y con ilusión de cara a lo que pueda pasar en 2023.

--¿Cuáles cree que son las prioridades de Gijón ante el escenario tras la pandemia y gestión de los fondos de reactivación Next Generation EU?

--Nosotros tenemos tres claves. La primera es que creemos que va a venir menos dinero del que se dice que va a venir. Estamos poniendo demasiados huevos en la misma cesta y eso no va a solucionar los problemas estructurales que tenemos en muchos ámbitos. La segunda es que se está hablando de ideas. Muchas pueden ser interesantes, pero nosotros insistimos en que no se está trasladando de momento a proyectos concretos. Por último, nosotros consideramos que se debería plantear que con ese dinero podamos acabar lo que tenemos empezado. Y sin ir más lejos podemos referirnos al Plan de Vías. Ya que los fondos europeos van a primar los desarrollos en verde, qué mejor que poner sobre la mesa un plan para liberar 14 ó 16 hectáreas en el centro de Gijón concebidas en exclusiva para una zona verde, dotadas además de equipamientos públicos que mejoren la vida en la ciudad.

--¿Sigue pensando que la decisión de ubicar la nueva estación intermodal en Moreda es un «desplante a toda una ciudad»?

--Me pasé años diciendo que la ubicación de la estación no era el problema que teníamos con el Plan de Vías. Lo que había que hacer es un documento por el que pudiéramos acogernos al Principado y a Fomento para la inversión. Por el documento que se consensuó en 2019 por todos los partidos políticos, incluido el PSOE, es por lo que yo hoy me pregunto: «¿Qué implica ir a Moreda». Pues equivale a romper un documento y el Ministerio no firma convenios de integración como el que hace churros. Es un tema muy complejo que conllevará, al menos, de 18 a 24 meses. Es decir, que la ciudad va a estar parada dos años por a unas obras de las que se lleva hablando tres décadas. Son todo cuestiones interesadas para conducir el debate a retrasar todo para que el Estado no invierta en Gijón, y de esta manera tenemos esta situación. No es que no me guste Moreda, lo que sí que no me gusta es que hayamos tardado tantos años en tener un convenio en el que estaban todos los partidos políticos, que venía del PP, los socialistas asumieron y los populares no discutieron después para que hoy se rompa. Pegar todos esos pedazos va a llevar muchos meses, si es que se consigue.

--¿Qué opina de la Ordenanza de Movilidad que recientemente ha entrado en vigor?

--El equipo de gobierno ha logrado crear dos trincheras. En una están los que se muestran a favor de lo verde y la sostenibilidad y en la otra los que están en contra. Desde Por Gijón no defendemos el uso desmedido del coche, sino lo que implica el sentido común. Evidentemente, las ciudades cuanto más verdes y practicables logres hacerlas mejor. Pero todo esto que estoy diciendo tiene que implementarse a través de un plan de movilidad que, por cierto, ya había. En el plan de movilidad estábamos todos los agentes en el debate: partidos, transporte, pequeño comercio, autónomos… todos en un foro en el que se discutía, se llegaba a acuerdos y tenías un plan de la ciudad. A golpe de decisión lo único que lograrán es fraccionar la ciudad.