Libertad provisional para el novio de la madre del bebé de 23 meses fallecido en Gijón

Deberá comparecer diariamente y tiene prohibido salir del territorio nacional sin autorización judicial. El hombre se ocupó de los cuidados del pequeño antes de que sufriera las contusiones que le provocaron la muerte

Una ambulancia en la zona de urgencias del HUCA
Una ambulancia en la zona de urgencias del HUCA

Redacción

Gijón se ha vuelto a teñir de luto. La muerte de un bebé de 23 meses fallecido por supuestos malos tratos ha consternado a los habitantes de esta localidad asturiana. Por ahora, la Policía Nacional trata de esclarecer las causas del trágico suceso y ya ha detenido a la pareja sentimental de la madre del menor por una supuesta implicación en los hechos. Este ha pasado esta mañana a disposición judicial, tras permanecer en el calabozo desde el domingo, jornada en la que el menor falleció tras cuatro días debatiéndose entre la vida y la muerte. Tras varias horas de declaración, el Juzgado de Instrucción número 4 de Gijón ha dictado su libertad provisional.

La magistrada, según recoge Efe, ha ordenado su puesta en libertad provisional, con la obligación de comparecer diariamente y la prohibición de salir del territorio nacional sin autorización judicial, tras tomar declaración al detenido, que sigue unido a las diligencias, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA). La fiscal que ha presenciado la toma de declaración había interesado su ingreso en prisión comunicada y sin fianza al considerar que «existen indicios que apuntan a que el detenido podría ser autor de los hechos». A partir de ahora las diligencias serán instruidas por el Juzgado de Instrucción número 3 de Gijón.

El presunto responsable de la muerte del niño mantenía una relación desde hacía meses con la madre del menor, después de que esta y el padre del retoño se hubiesen separado. Por eso, debido a la confianza, el pequeño habría estado a solas con él, antes de que los abuelos maternos, quienes iban a encargarse de sus cuidados mientras la progenitora acudía a su puesto de trabajo, lo encontrasen el jueves en un estado de salud preocupante.

Por ello, decidieron llevarlo de urgencia al Hospital de Cabueñes. Allí, debido a su gravedad lo derivaron a la UCI pediátrica del Hospital Central Universitario de Asturias, puesto que tras realizarle las correspondientes pruebas los sanitarios comprobaron que presentaba contusiones internas. Además, ante las evidencias, inmediatamente los profesionales dieron aviso al juzgado de guardia al considerar que las lesiones podrían ser compatibles con un maltrato previo.

A partir de ahí se inicia una investigación para reconstruir las últimas horas del bebé. La Policía Nacional ya ha interrogado a todas las personas que han estado con el pequeño en los últimos días y además cuentan con el informe médico y la autopsia realizada al mismo. Unos documentos que pondrían de manifiesto que el retoño habría sido víctima de malos tratos. No obstante, dada la delicadeza del caso, los trabajos de investigación se están llevando a cabo con «la máxima discreción y respeto al dolor de la familia». Además, según fuentes oficiales las actuaciones se encuentran bajo supervisión judicial y tiene carácter «reservado», por lo que no se pueden revelar datos que atañen a las diligencias policiales que se están desarrollando para esclarecer el motivo «de tan fatídico desenlace».

El pequeño, cuyos progenitores compartían su cuidado de forma alterna y la relación entre ambos no era muy buena, ha sido despedido este martes por sus familiares en el tanatorio de El Lauredal, en Gijón.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Libertad provisional para el novio de la madre del bebé de 23 meses fallecido en Gijón