La versión de los presuntos agresores sexuales: relaciones consentidas y pruebas que lo demuestran

La Voz GIJÓN

GIJÓN

Germán-Ramón Inclán Méndez, abogado de los cuatro ciudadanos portugueses presuntamente implicados en un caso de violación a dos mujeres en una pensión de Gijón
Germán-Ramón Inclán Méndez, abogado de los cuatro ciudadanos portugueses presuntamente implicados en un caso de violación a dos mujeres en una pensión de Gijón EFE | Eloy Alonso

El abogado Germán Inclán critica la legislación: «Si una mujer dice que sintió miedo mientras mantiene relaciones sexuales con un hombre este testimonio le puede llevar a prisión». Afirma que las jóvenes ofrecen versiones contradictorias

26 jul 2021 . Actualizado a las 19:23 h.

El abogado de los cuatro detenidos por una presunta agresión sexual a dos veinteañeras en una pensión de Gijón, Germán Inclán, ha asegurado este lunes que las relaciones con sus clientes fueron «consentidas» por las denunciantes y que éstas ofrecen versiones «contradictorias».

«Unos y otros buscaban lo que buscaban, pero con consentimiento», ha señalado Inclán a los periodistas tras asegurar que «al parecer» las relaciones sexuales habrían tenido lugar con tres de los cuatros detenidos y que dispone de pruebas que demuestran esta circunstancia y que así lo constata también el examen médico al que fueron sometidas.

Según el letrado, tras conocer en un pub de Gijón a dos de los acusados las jóvenes se dirigieron con ellos al piso que tenían alquilado y, tras encontrarse por el camino con los otros dos presuntos agresores, durante el trayecto se produjo ya «un trato carnal más que amistoso». El abogado, que ha incidido en que sus defendidos carecen de antecedentes, ha criticado además que España cuente con una legislación que hace que si una mujer dice que «sintió miedo» mientras mantenía relaciones sexuales con un hombre, ese testimonio pueda provocar «la detención o incluso la prisión» para este.