El FICX propone un cine de reconstrucción en su regreso a las salas

La Voz GIJON

GIJÓN

Fotograma de la película «El planeta», de la cineasta Amalia Ulman, que se proyectará en el FICX y que fue rodada en Gijón
Fotograma de la película «El planeta», de la cineasta Amalia Ulman, que se proyectará en el FICX y que fue rodada en Gijón

El Festival de Cine de Gijón, que se celebrará del 19 al 27 de noviembre, avanza una decena de filmes de las secciones competitivas Retueyos, Albar y Tierres en Trance

30 sep 2021 . Actualizado a las 12:36 h.

Cine honesto y sin eufemismos, el Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón (FICX) interpela al efecto sanador del arte en su 59 edición, con la que volverá a las salas de manera presencial del 19 al 27 de noviembre, sin renunciar a su extensión digital FICX.TV y con el firme objetivo de reivindicar el reencuentro con el cine como experiencia colectiva y sobre todo «su importante función social en la vorágine de un mundo en construcción». La organización presenta un primer avance con una decena de títulos que se podrán ver en las tres secciones competitivas de la Selección Oficial, Retueyos, Albar y Tierres en Trance, y anuncia que dedicará uno de los focos de esta edición a la cineasta francesa Sandrine Veysset. 

Retueyos: brotes de un cine que fija un mundo emergente

En esta sección, las incertidumbres que arroja el futuro inmediato se cuelan como eje central de trabajos de cineastas noveles que están irrumpiendo en el panorama audiovisual internacional con temáticas y discursos tan heterogéneos como vigentes y sinceros. Se mantiene así la apuesta del festival por las nuevas voces, descubriendo revelaciones cinematográficas a través del estreno absoluto en España de sus primeros, segundos y terceros largometrajes.

El Planeta, de Amalia Ulman

Ópera prima de esta joven cineasta hispano-argentina rodada en Gijón y coprotagonizada por la propia directora y su madre en la que, con un derroche de picaresca y humor negro, aborda la actual coexistencia entre la precariedad y las apariencias del lujo. Tras su estreno en Sundance, Ulman obtuvo el premio a la Mejor Dirección y Mención Especial a la Interpretación de madre e hija en BAFICI, y formó además parte de la Sección Oficial de Karlovy Vary.