Protesta en Cabueñes por la «mala gestión» de su «escaso» personal: «Somos seres humanos, no robots»

GIJÓN

«Lo más grave de todo es que, en el medio, están los usuarios, aguantando listas de espera interminables, retrasándose diagnósticos y asumiendo una calidad asistencial que no se merecen», lamentan los sanitarios

27 jul 2022 . Actualizado a las 20:12 h.

Otra masiva protesta en las escaleras de cada planta del hospital de Cabueñes protagonizada por personal del centro sanitario para denunciar «la mala gestión y la desorganización de los recursos humanos» en un verano crucial porque, como quien dice, se está juntando todo. «Llevamos ya dos años y medio de pandemia de coronavirus, en los que el desgaste del personal está siendo brutal y el escaso que hay debería organizarse de forma eficiente», indican en la sección sindical de sanidad del área V de la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI), que convocó la protesta para volver a reclamar a «quienes nos dirigen» que pongan soluciones a una situación que repercute de forma directa en el servicio que se presta a la ciudadanía.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

«Lo más grave de todo es que, en el medio, están los usuarios y pacientes, aguantando listas de espera interminables, retrasándose diagnósticos y asumiendo una calidad asistencial que no es la que se merecen», señalan en la CSI, en donde recuerdan la saturación que se vive en las urgencias, que a día de hoy son tres las plantas ocupadas por pacientes covid y que, pese a que se intentaron cerrar en su momento dos plantas de hospitalización como suele hacerse en la temporada estival, «no duraron ni tres días cerradas porque las tuvieron que volver a abrir».

Una de las plantas de pacientes covid del hospital de Cabueñes
Una de las plantas de pacientes covid del hospital de Cabueñes

Este mes de julio, a la falta de personal y a la nueva ola de covid, se ha sumado también una ola de calor que obligó a colocar pingüinos (ventiladores domésticos) por ejemplo en las plantas covid, donde los sanitarios tienen que tener puestos los equipos de protección individual (EPI) durante todo el turno. Y aún queda agosto, recuerdan, con el aumento de población flotante que supone para el área sanitaria. «A pesar de todo, nos volvemos a rearmar día a día para seguir adelante con nuestro trabajo, esperando que nuestros gestores hagan lo mismo, y pongan solución a la falta de personal en ciertas categorías. Sin embargo, en lugar de eso, no hemos hecho otra cosa más que oírlos quejarse de que no hay médicos de familia, ni enfermeras. Curiosamente sí que hay en bolsa técnicos de Rayos, Laboratorio, Anatomía Patológica, TCAEs, celadores o auxiliares administrativos, pero tampoco contratan lo necesario», dicen en la CSI, donde lamentan que tras 29 meses y seis olas de la pandemia de covid, «no han aprendido absolutamente nada».