La empresa asturiana que vale 1.000 millones y se plantea cotizar en bolsa

Juan M. Arribas

IN ASTURIAS

Un trabajador de Windar
Un trabajador de Windar

03 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Una tasación de 1.000 millones de euros y una posible salida en bolsa a final de año. El futuro de Windar, la empresa asturiana, marcha viento en popa e incluye también una ampliación de capital de 15 millones de euros. El fabricante de torres eólicas con sede en Avilés, controlado por el Grupo Daniel Alonso y participado por Siemens Gamesa, estudia salir en bolsa de la mano del asesoramiento de Morgan Stanley, Bank of America y Rothschild, una decisión que aún no está tomada.

Windar ha cerrado las cuentas del 2020, que no se han visto afectadas por la pandemia. Su facturación alcanzó los 180 millones (un 2,8% más) y según publica Cinco Díaz, tiene una línea de crédito bancaria sin utilizar de 30 millones, lo que refleja que no debe nada a la banca. La empresa es propiedad del Grupo Daniel Alonso, con el 68% de las acciones, mientras que Siemens Gamesa controla el 32% restante. Siemens es además su principal cliente y tiene una alianza con Iberdrola, que es una de los principales compradores de aerogeneradores para sus parques eólicos, la gran fuente de ingresos de Windar.

Al frente de la empresa están los asturianos Orlando Alonso Villarón (presidente) y Jesús Alonso Villarón, consejero de Windar Renovables y presidente del Grupo Daniel Alonso. La compañía señala en su informe de gestión que no realizó expedientes de regulación de empleo en 2020 y que su liquidez alcanza los 43 millones frente a un pasivo de 22 millones.