Los coches voladores

Más allá de los coches autónomos, en este Salón de Ginebra ya se pudieron ver dos prototipos de coches urbanos con capacidad de alzar el vuelo y transportarnos por aire en caso de atascos. De momento, pura ciencia ficción.


El proyecto de coche volador más llamativo, por la importancia de sus socios, era el de Audi, Italdesign y Airbús, que propone un pequeño coche eléctrico con capacidad de acoplar un módulo en el techo, a modo de dron, que le posibilitaría alzar el vuelo cuando el asfalto está atascado. Otra marca hindú presentaba un proyecto semejante de coche volador con visos de seriedad, en este caso a modo de helicóptero desplegable. Los coches voladores, de momento, no pasan de golpes efectistas sin visos de viabilidad comercial. Si el vehículo autónomo ya plantea problemas a nivel legal, qué vamos a decir de coches que puedan volar...

Más realizables son las luces digitales inteligentes que presentó Mercedes para el Maybach Clase S, que tienen en cada faro un millón de micro reflectores integrados en un chip, con lo que transforman los haces de luz según las necesidades y que además pueden proyectar en la carretera señales como las de obras o de nieve, para informar al conductor.

Goodyear también sorprendió con un concepto de neumático, denominado Oxígene, revestido de musgo en sus paredes laterales y capaz de generar, por tanto, oxígeno mientras circulamos.

UN DRON PARA TRANSPORTE

El proyecto de Audi, Italdesign y Airbus propone un pequeño coche urbano con posibilidades de volar con un módulo a modo de dron con rotores.

LAS LUCES QUE INFORMAN

Los proyectores de Mercedes, además de variar los haces de luz para no deslumbrar a otros vehículos y mejorar nuestra visibilidad, también darán información al conductor.

EL NEUMÁTICO QUE PROPORCIONA OXÍGENO

Con musgo revistiendo sus paredes, este neumático de Goodyear produce oxígeno para mejorar el aire en las ciudades.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los coches voladores