¡Cómo pasa el tiempo! ¿Recuerdan la imagen de un pequeño príncipe Jorge enfundado en un batín dando las buenas noches a los Obama durante la cena a la que fueron invitados por los duques de Cambridge el expresidente de los Estados Unidos y su mujer Michelle en el 2016? Pues aquel pequeño, el tercero en el orden de sucesión al trono de Inglaterra, cumplió ayer cinco años. Como regalo habrá una nueva moneda conmemorativa de cinco libras con la representación de su santo, San Jorge, y un dragón. Aunque imagino que algún juguetito caerá. Porque por muy de la realeza que sea, un niño es un niño y no perdona que por su cumpleaños, además de la tarta, no le den algún que otro capricho. Lo que se rumorea es que podría celebrar su aniversario lejos de Inglaterra. Cuentan que han visto llegar a los duques de Cambridge y a sus tres hijos a la discreta isla privada caribeña de Mustique, un lugar perteneciente a San Vicente y Granadinas, pequeño archipiélago al norte de Venezuela, al que ya han ido alguna otra vez a veranear.

No es de extrañar. Porque este refugio de famosos es lo que es después de que en 1960 un lord inglés que había comprado la isla para cultivar algodón, idea que no cuajó, le regalase a la princesa Margarita, tía del pequeño Jorge, una parcela. A partir de ahí la fama del lugar subió como la espuma y el lord cambio el algodón por el turismo. Pero no uno cualquiera. El de lujo. Por eso ahora, aunque nadie lo ha confirmado de momento, sería la primera vez que van de vacaciones todos juntos desde el nacimiento del benjamín Louis. Parece que también podrían haber ido los abuelos maternos de los niños y la hermana de Catalina, Pipa Middleton.

amaia y alfred, de «ot»

Primeras vacaciones juntos. No me cabe duda de que estar en una playa perdida, rodeado de lujos, es para no pensarse lo de meterse ocho horas de vuelo. Pero como no soy famoso como los duques ni mi humilde vida despierta ningún tipo de interés, me basta con alguna de las maravillosas playas gallegas que ya le gustaría tenerlas cerca a más de uno. Además qué más da el lugar cuando estás rodeado de los que quieres. Es lo que deben de estar pensando estos días la cantante ganadora de Operación Triunfo Amaia y su novio Alfred. No es para menos. Son sus primeras vacaciones juntos. Lo ha colgado él en su Instagram. Su mensaje: «Después del duro trabajo, desconectando en el mar». En la foto se les ve contentos, aunque he de decir que no me creo nada de ese mundo ideal que se cuelga en la Red. Descargan felicidad a raudales, chapoteando en un arenal de vete a saber tu dónde. ¿La Costa Brava quizá?

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Celebró el príncipe Jorge su quinto cumpleaños en Mustique?