¿Cuánto sabes de tu familia? Prepárate para llorar con el anuncio de Navidad de Ikea

El gigante sueco propone un juego a cuatro familias que desvelarán carencias de las que no somos conscientes por la rutina del día a día


Redacción

¿Te jugarías la cena de Navidad con tu familia? Esta es la premisa de la que parte Ikea para tratar de dar la campanada con su anuncio de Navidad. Con el objetivo de remover conciencias y tratar de hacer ver lo que muchas veces nos tapa la rutina del día a día, el gigante sueco ha seleccionado a cuatro familias reales para jugar a Familiarizados.

En una sala oscura, en la que solo están iluminadas las cuatro mesas donde se sentarán los participantes, las cuatro familias toman asiento entre risas. Cada uno deberá responder a una pregunta, en el caso de no hacerlo correctamente deberá abandonar la mesa. Mientras las preguntas son referentes a redes sociales, instagram o gente famosa todo va como la seda. El problema comienza cuando las preguntas cambian y son referentes a miembros de la propia familia: ¿Dónde se conocieron tus padres?, ¿qué carreras estudió tu abuela?, ¿cuál es el grupo favorito de tu hijo?, ¿cuál es el sueño que le queda por cumplir a tu mujer?... son algunas de las preguntas que nunca tuvieron respuesta y que acabaron por vaciar todas las mesas.

Con el hashtag #DesconectaParaConectar la firma de muebles sueca quiere concienciar busca emocionar y hacer que nos replanteemos nuestras vidas para que vivamos seamos más conscientes en la vida real y dejemos más de lado la virtual. Porque la familia es lo más real.  El juego que Ikea plantea en el anuncio no solo forma parte de la campaña, sino que se regalará a los socios de Ikea Family y trabajadores para promover el diálogo y crear un patrón diferente a la comunicación actual.

Más información

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

¿Cuánto sabes de tu familia? Prepárate para llorar con el anuncio de Navidad de Ikea