El enigmático abandono de Violeta en «Supervivientes»

El programa mantiene el misterio sobre los motivos que han obligado a la concursante a dejar Honduras, lo que ha disparado las especulaciones


Redacción / La Voz

Finalmente Violeta Mangriñán, extronista de Mujeres y Hombres y viceversa, se ha salido con la suya: ha salido de Supervivientes. Pero probablemente, y a pesar de que el pasado domingo sus intenciones parecían fingir una enfermedad para poder volver a España sin pagar la penalización económica correspondiente, como le advirtió en el debate Jordi González. En las últimas horas Violeta Mangriñán ha abandonado la isla de Honduras y era el presentador de Supervivientes el que explicaba al resto de compañeros lo que había ocurrido. «Violeta debe abandonar el concurso por un tema personal», les decía, sin dar muchas más explicaciones. Y es que explicaciones, realmente, la dirección del programa ha dado las justas. 

«Tengo un problema y tengo que solucionarlo en Madrid, tengo un problema y no lo puedo solucionar aquí», decía Violeta al borde del llanto. Eso sí, parece que la puerta estaría abierta para volver, siempre y cuando la concursante permanezca aislada y en las mismas condiciones de alimentación que sus compañeros de Supervivientes. «Me habéis dicho que volveré», decía la concursante. Muchos seguidores se preguntaban por los motivos que habían llevado a ese abandono tan inesperado. 

La falta de información ha dado pie a todo tipo de teorías en Twitter, incluso muchas apuntan a que Violeta Mangriñán estaría embarazada y ese sería el motivo de su reciente malestar en los últimos días

Y sí que es cierto que en otras ocasiones, Supervivientes, o otros realities de Telecinco han dado explicaciones sobre los abandonos de los concursantes. En GH Dúo Irene Rosales salió de Guadalix y regresó unos días después, al sufrir un aborto natural. María Jesús Ruiz tuvo que acudir a un juicio el año pasado a España durante su participación en Supervivientes y a lo largo de la historia de Gran Hermano numerosos concursantes han abandonado el concurso ante la enfermedad de familiares. Y siempre se han explicado los motivos, lo que, en este caso, incrementa las teorías de la conspiración alrededor del abandono (no se sabe si temporal) de Violeta

En pocos días la situación de Violeta ha dado un auténtico vuelco. El domingo Jordi González le advirtió que tuviese cuidado, porque la estrategia de hacerse la enferma para poder abandonar el concurso evitando la sanción económica no se la iban a permitir desde el programa, expertos ya en este tipo de maniobras. La extronista, que ha coqueteado con Fabio durante los últimos días, es además una de las que más ha llorado en la isla desde que llegó allí. En el debate del domingo, que presenta Jordi González, el presentador terminó recriminándole su comportamiento, después de que fuese evacuada de la playa en la que se encontraba por motivos médicos. Violeta Mangriñán tuvo que ser atendida por los doctores del programa al estar al borde de la deshidratación, después de negarse a ingerir ningún alimento ni beber agua alegando tener «mucha angustia y muchas ganas de vomitar»

«¿No estarás ahí forzando la situación para abandonar el concurso sin asumir la penalización?», le preguntaba Jordi González. Ella negó tal acusación, pero el presentador siguió con su bronca. «Te niegas a beber las isotónicas, te niegas a comer, entonces te estás debilitando. ¿Por qué crees que te han evacuado?», proseguía el presentador, diciéndole que eso era algo que no solo sospechaban desde la dirección del programa si no también sus propios compañeros. «Hay centenares de miles de personas que darían cualquier cosa por estar en tu lugar, por concursar en este programa», le recordaba Jordi González. 

Aun así Violeta Mangriñán seguía en sus trece. «Me estáis intentando dejar de que estoy forzándolo para abandonar. Yo sé lo que se debe estar hablando allí y es al contrario, quiero estar bien para volver» y en un esperpentico momento pedía que el programa pusiese un vídeo en el que mostrase que ella en realidad no quería irse. Finalmente la concursante, tras escuchar emocionada los consejos de Sofía Suescun desde el plató (ganadora de la última edición de Supervivientes), decidía quedarse en la isla. «No tengo ningún interés en ponerme enferma», aseguraba. 

María Jesús Ruiz voló a España y volvió a «Supervivientes»

María Jesús Ruiz se vio obligada a abandonar Supervivientes en la pasada edición, ante el requerimiento de un juez de forma precipitada y fuera de lo previsto tanto por la exmiss como por el reality de superviviencia. Pero María Jesús Ruiz tuvo que recoger su petate y poner rumbo a España para testificar en un juicio contra su expareja, José María Gil Salgado, a la que denunció hace tiempo por maltrato. Muy disgustada porque esta citación le llegase cuando solo llevaba un mes en Supervivientes, María Jesús Ruiz abandonaba la isla de Honduras muy disgustada y llena de rabia: «Vaya mierda de tío que siempre me está amargando la vida. Maldita sea la hora en la que lo conocí. Si no hubiese conocido nunca a esa persona que feliz sería. He cometido errores en mi vida, pero nunca he hecho daño a nadie, solo a mi misma con mis errores». 

Con sus lamentaciones incluso intentaba aconsejar a una de sus grandes aliadas en Supervivientes, Romina Malaspina. «Ten cuidado que eres muy joven. De lo único que te tienes que cuidar en la vida es de los hombres. Los hombres o te elevan y te dan la posición que te mereces o te hunden. Yo ahora tengo uno que se llama Julio Alberto Ruz Moreno y lo da todo por mí y yo todo por él», aseguraba. 

Supervivientes ya preveía que María Jesús Ruiz volviese a la isla como concursante de pleno derecho una vez que cumpliese sus obligaciones con la justicia. Así que como anunció Sandra Barneda, la exmiss pasó los días de su estancia en España en una condiciones similares a las de sus compañeros en la isla, con la comida racionada igual que ellos y acompañada en todo momento de un equipo del programa para que no le revelasen información del concurso.

Carlos Lozano, el mayor rival de Isabel Pantoja en «Supervivientes»

M. Pérez

El presentador tiene como único objetivo sacar de quicio a la tonadillera en la isla. Carlos Sobera terminó por reprenderla al acusar a su compañero de «maltrato»

Isabel Pantoja está eclipsando (con ayuda de Carlos Lozano, claro está) al resto de los concursantes de Supervivientes. Era de esperar que, con semejante desembolso económico (se habla de 80.000 euros a la semana y un contrato en exclusiva de dos millones de euros), Telecinco exprimiese hasta la última gota del paso por el reality de supervivencia de Isabel Pantoja. Pero es cierto que la estrategia de Carlos Lozano (que fue la misma que usó en GH VIP le hizo colarse en la final del programa), le está viniendo muy bien a Supervivientes. La organización no da puntada sin hilo, y al configurar los equipos ya sabía que la mezcla entre Mónica Hoyos, Carlos Lozano, Isabel Pantoja y las hermanas Encarna y Toñi Salazar iba a dar sus frutos. Y tanto que los está dando. Si primero hace unos días Isabel Pantoja tuvo que ver en un vídeo como las Azúcar Moreno la acusaban de diva y altiva, el mal rollo con Carlos Lozano comenzó desde el minuto uno de llegar a playa pirata. 

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El enigmático abandono de Violeta en «Supervivientes»