Multa y posible veto: la venganza de «Supervivientes» tras el abandono de Azúcar Moreno

Encarni y Toñi Salazar decidieron el domingo dejar el reality de supervivencia y ahora deberán enfrentarse a las consecuencias


Redacción / La Voz

Concursar en Supervivientes no es un camino de rosas. Lo saben bien quiénes han vuelto de la isla con quilos de menos, raíz en la melena y barba de meses. Y también deberían, al menos imaginarlo, los concursantes que acuden por primera vez a la isla. Pero a pesar de todo, la supervivencia termina por poner al límite a muchos de los participantes y siempre hay alguno que terminar por rendirse antes de tiempo. Encarna y Toñi Salazar son las primeras concursantes que han decidido abandonar Supervivientes. Lo hicieron el pasado domingo, intentando convencer a la audiencia de sus imperiosas razones para dejar el concurso. «Estamos tristes pero hemos tomado esta decisión en firme. Lo hemos intentado con todas nuestras fuerzas y no encontramos la forma de entrar en el juego. Lo sentimos por la audiencia, la productora y el programa, pero cuando no puedes, no puedes», aseguraban las hermanas. 

«Como poder, todo el mundo puede, pero la cuestión es ¿Quieres o no quieres?», decía Toñi Salazar. 

«Es como si estuviese encerrada en un sitio, me dan ataques de ansiedad», añadía. 

La decisión del dúo no ha sido bien recibida por el programa, tal y como ha dejado claro Jordi González. «Adiós muy buenas», les decía de forma tajante. Y ya sin que ellas pudieran escucharle en directo proseguía explicando que la productora «se siente traicionada» y que la actitud de Azúcar Moreno les parecía «poco profesional». 

¿A qué se tendrán que enfrentar Azúcar Moreno tras su salida de «Supervivientes»?

Pues así de buenas a primeras, tanto Encarna como Toñi Salazar deberán hacer frente a la penalización económica por dejar Supervivientes de forma voluntaria. La cuantía económica no se conoce, pero seguramente será en función del caché que habrían firmado semanalmente. En cualquier caso, no será una cantidad pequeña, aunque no se sabe si Azúcar Moreno habría ganado en estas más de dos semanas en el concurso lo suficiente para poder pagar la sanción económica impuesta por Supervivientes. Eso sí, es poco probable que hayan conseguido también el dinero suficiente para saldar la deuda que Toñi Salazar tenía con su abogada, que ascendería a 18.000 euros según recoge La Vanguardia

Pero además de la penalización económica, también podrían enfrentarse al veto de Mediaset. Como bien sabe la audiencia, una vez que se regresa de la isla (expulsado por la audiencia, claro), los concursantes tienen asegurado al menos un sillón en las galas y una entrevista en Deluxe, además de alguna visita a Sálvame. El caso es que Encarna y Toñi Salazar podrían perder todo eso, lo que al final serían muchos menos ingresos de los que habrían ganado de haber completado el tiempo de concurso que la audiencia hubiese querido. En las últimas horas, Pepe del Real  confirmaba que habrá sanción económica que el colaborador de El programa de Ana Rosa consideraba «elevada». Además la productora de Supervivientes estaría «muy enfadada». «La organización hizo todo lo posible para que se quedasen y el abandono no va a ser gratuito. Tendrán que pagar una penalización elevada, que se suma a una gira por Portugal que suspendieron por el concurso. Dejan de ganar por un lado y por el otro», añadía. 

«La intención de abandonar se comunicó el viernes, y desde ahí a ayer por la tarde hubo llamadas. Las tuvieron aisladas por si lograban convencerlas, pero no ha sido posible. Han intentado por todos los medios y la organización está muy enfadada, porque además no es un abandono individual sino doble. Hay que buscar dos sustitutos y no lo han puesto fácil», aseguraba el periodista. 

Y auguraba un futuro poco halagüeño para Azúcar Moreno: «No lo van a tener fácil cuando lleguen a España, porque ni los propios familiares están contentos. No han pasado hambre ni frío, no ha habido razones». 

El test de embarazo que obligó a Violeta a dejar «Supervivientes»

M. Pérez

Jordi González explicó los motivos que habían propiciado la salida de la concursante el pasado jueves

Un test de embarazo, un abandono temporal forzoso y una ruptura en directo. A los fans de La que se avecina les podría sonar a uno de los títulos de los locos episodios de la exitosa serie. Pero no. Es el resumen de los últimos días del paso de Violeta Mangriñán, que cuando aún no lleva tres semanas en la isla ya ha protagonizado una evacuación médica, un abandono forzoso rodeado de misterio y una vuelta con el aderezo de la ruptura en directo con su novio Julen. Sí, la extronista de Mujeres y Hombres y viceversa va camino de querer eclipsar a Isabel Pantoja (aunque lo tiene difícil). 

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Multa y posible veto: la venganza de «Supervivientes» tras el abandono de Azúcar Moreno