Victoria Federica, de Madrid a Jaén y de vuelta a Madrid en pleno estado de alarma

Martín Bastos

INFORMACIÓN

Ricardo Rubio - Europa Press

La sobrina del rey cruzó varios límites provinciales para regresar a la capital tras pasar la cuarentena en Andalucía con su pareja, Jorge Bárcenas, y unos amigos

04 jun 2020 . Actualizado a las 13:56 h.

Lejos de Madrid y lejos de casa. Así pasaron la cuarentena los dos hijos de la infanta Elena, que permaneció sola en su hogar cantando Resistiré en videollamadas con amigos, paseando a su perro y saliendo a aplaudir todos los días a las ocho de la tarde en su piso del Retiro. Ni Froilán ni Victoria Federica estuvieron a su lado en este tiempo. Ambos pasaron el confinamiento en el sur de España, en Andalucía, aunque por separado, cada uno con su grupo de amigos.

Cuando se decretó el estado de alarma, y según reveló entonces ¡Hola!, Froilán voló desde Londres, donde estaba haciendo prácticas, a España, pero no se dirigió a su hogar materno ni al paterno, sino que se fue a un hotel boutique en Benahavís (Málaga), un oasis de lujo y tranquilidad que es propiedad de la familia de un amigo y que permaneció cerrado al público durante el confinamiento.

Por su parte, Victoria Federica también puso rumbo al sur, concretamente a Jaén. Allí, en una finca privada, pasó los peores momentos de la pandemia junto a su actual pareja, el dj Jorge Bárcenas, y varios amigos de ambos. La polémica saltó en aquel momento ya que varios medios, como la revista Lecturas, informaron de que la sobrina del rey Felipe VI se había saltado las prohibiciones del estado de alarma para desplazarse desde la capital a un destino de relax con España ya en emergencia sanitaria.