Olga Moreno, a Rocío Carrasco: «Mi hija pequeña ha tenido que ir al psicólogo»

Martín Bastos

INFORMACIÓN

Polémica por las palabras de Carlos Sobera en las que aseguró que Antonio David Flores podría sentarse en un plató de Mediaset próximamente. Su mujer se habría embolsado casi 500.000 euros tras su paso por «Supervivientes»

30 jul 2021 . Actualizado a las 12:53 h.

Olga Moreno se sentó en el especial Ahora, Olga a pecho descubierto. Sin documentación, sin haber visto (no le puede haber dado tiempo) la docuserie en la que Rocío Carrasco narró el infierno que ha vivido en los últimos veinte años. Todo lo emitido mientras Olga Moreno, la mujer de Antonio David Flores, concursaba en el Supervivientes, del que se alzó ganadora rodeada de controversia el pasado viernes. 

Cabe recordar que La Fábrica de la tele, la productora de programas como Sálvame, Deluxe, Socialité y la docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva, grabó con máximo secretismo más de 60 horas de entrevistas con la hija de Rocío Jurado. Ella decidió narrar su calvario y cómo se rompió para siempre la relación con sus dos hijos tras un intento de suicidio. Y mientras se preparaba su vuelta a la televisión, la misma productora mantuvo en nómina a Antonio David Flores hasta el último momento, e incluso llegó a mostrarle un avance promocional en directo sin que supiese lo que iba a acontecer, para mostrar su reacción a la audiencia. Al día siguiente de la emisión de los dos primeros episodios lo despidió fulminantemente y Antonio David no ha vuelto a pisar las instalaciones de Mediaset, pero su mujer ya estaba con las maletas hechas rumbo a Honduras. Y su hija tardó apenas unas semanas en fichar por El programa de Ana Rosa, para contar allí su versión.

La mujer de Antonio David Flores mantuvo en casi todo momento la calma, pero se quebró al contar que su hija de ocho años había tenido que ir al psicólogo tras la emisión de la docuserie sobre Rocío Carrasco. «He visto a mi familia derrumbada, desde mi marido, Rocío, David y mi hija de 8 años, Lola, pero estoy fuerte. Soy una persona muy fuerte. Voy a estar siempre a su lado. Me han echado mucho de menos pero aquí estoy», decía. «Mi hija pequeña, de ocho años, ha tenido que ir al psicólogo. Ha habido papeles en el barrio y en el colegio de que Antonio David es un maltratador. No lo podéis llegar a imaginar lo que han sufrido esos niños que no son míos. Que quien tiene que estar es su madre. Que lo he dicho por activa y por pasiva», añadía llorando.