Charlene tardará «meses» en recuperarse de su dolencia

La Voz

INFORMACIÓN

La princesa Estefanía se ocupa de los príncipes Gabriela y Jaime
La princesa Estefanía se ocupa de los príncipes Gabriela y Jaime VALERY HACHEPOOL

Alberto de Mónaco anuncia que visitará a la princesa estas navidades, pero no habrá reunión familiar en palacio

26 dic 2021 . Actualizado a las 13:57 h.

El príncipe Alberto de Mónaco tiene previsto visitar esta Navidad junto a sus hijos a su mujer, Charlene, en el lugar secreto de Europa donde permanece ingresada para recuperarse de su dolencia. La princesa arrastra serios problemas de salud desde el pasado mes de mayo y todavía tardará en recuperarse, según anuncia el mensaje emitido este jueves por el Palacio de Mónaco. El comunicado puntualiza que la convalecencia de Charlene (43 años) «continúa de forma satisfactoria y alentadora, aunque su restablecimiento debería tardar todavía unos meses». Durante estas fiestas navideñas, Alberto II y sus dos hijos, los mellizos Jaime y Gabriela, la visitarán en un lugar no desvelado, según ha revelado el anuncio, que descarta de este modo que la familia pueda reunirse en palacio para celebrar la Navidad. «Desde que se restablezca su salud, con un inmenso placer la princesa compartirá de nuevo momentos amables con los monegascos», asegura.

La princesa Charlene se encuentra ingresada por voluntad propia en algún centro especializado de Europa para tratarse una dolencia que le ha causado un agotamiento físico y mental. El misterio ha rodeado a la princesa durante este año por una dolencia que la ha obligado a apartarse del mundo y de su familia. La Princesa, que regresaba al Principado el pasado 8 de noviembre después de seis meses en su Sudáfrica natal -aquejada de una grave infección en oídos, nariz y laringe que la obligó a pasar por quirófano en tres ocasiones-, abandonaba poco después la vida pública y también el palacio para ingresar en un centro e intentar volver a ser la que era. Un «abandono temporal de la vida pública» tras el cual Alberto de Mónaco, pidiendo "respeto" por la privacidad de su esposa, aseguraba que lo que ahora necesitaba la exnadadora es «tranquilidad y descanso».

Desde entonces no han dejado de sucederse los rumores relacionados con Charlene. Mientras algunos aseguran que está gravemente enferma y que padece una enfermedad incurable -algo que fue desmentido por su marido-, otros apuntan a que estaría ingresada en un hospital suizo especializado en salud mental y adicciones. Otros afirman que el motivo de la repentina desaparición de Charlene se debe a que la princesa habría quedado desfigurada tras someterse a un estiramiento facial en Dubái. El propio príncipe Alberto desmintió este y otros rumores que circulan en torno a la salud de la princesa consorte.