Todo lo que necesitas saber sobre la granada, «la joya del otoño»

Baja en calorías, con propiedades antioxidantes y una excelente fuente de vitaminas, fibra y potasio: descubre una fruta de leyenda

Sus granos dulces y jugosos han sido comparados con llamas de fuego, gotas de sangre o, incluso, rubíes. Este singular alimento es un manjar conocido desde la antigüedad y una de las frutas más veneradas a lo largo de la historia. Simboliza la vida, la alegría y la fertilidad en muchas culturas. De hecho, en oriente es tradición regalársela a los recién casados para desearles que tengan mucha descendencia.

La granada empieza a aparecer en los mercados a mediados de septiembre, pero es ya entrado el otoño cuando esta fruta nos ofrece sus granos en toda su plenitud. Sus múltiples beneficios la convierten en una auténtica joya. Aparte de su gran cantidad de agua, es baja en calorías, y ya solo por eso merece un hueco especial en nuestra lista de la compra. Es, además, una de las frutas con más propiedades antioxidantes que podemos encontrar, gracias a su alto contenido en polifenoles, en más cantidad incluso que en otras frutas y alimentos. Y no hay que olvidar que también contiene importantes cantidades de vitamina C, fibra y potasio

¿Cómo elegir la granada más sabrosa?

Si alguna vez has comido de esta fruta y te ha resultado excesivamente insípida, seguramente no has sabido escoger bien. Las granadas en el pico de su proceso de maduración son jugosas y dulces. Para comprarlas en el momento perfecto hay que tener en cuenta el peso: ¡a mayor peso, mayor sabor! Pero también es importante fijarse en que la piel sea lisa, no tenga golpes o fracturas y que sea de un color intenso. Una vez comprada, recuerda que puedes conservarla varias semanas sin necesidad de meterla en la nevera. A temperatura ambiente es cuando mejor mantiene sus propiedades.

¿Cómo abrir una granada como un auténtico profesional?

Este es posiblemente uno de lo motivos por los que muchos no quieren saber nada de esta fruta. Abrir una granada puede resultar algo intimidante y, desde luego, un reto hacerlo sin acabar manchándolo todo… Sin embargo, si sigues los cuatro simples pasos que puedes ver en esta imagen, es pan comido:

1. Haz un corte superficial en la parte superior.

2. Retira con cuidado la visera.

3. Realiza varios cortes longitudinales alrededor de la fruta.

4. Abre con cuidado cada gajo y ¡a disfrutar!

Infinidad de posibilidades en la cocina

Aunque los granos de color rojo intenso y sabor dulce de esta fruta saben muy bien por sí mismos, también se pueden utilizar en muchas recetas dulces y saladas, ¡tú decides! Comienza el día con un buen batido de granada o con un vasito de yogur ecológico acompañado de esta fruta de temporada en el desayuno. Para comer, ¿qué te parece una ensalada de berenjena asada con granada, cuscús y frutos del bosque? Y, como siempre hay un sitio para el postre, estas chocolatinas de pistacho y granada pueden ser una buena opción, ¡harán las delicias de toda la familia! Ya para terminar el día, un plato que será la envidia de todos los burritos mexicanos: burrito de pitu de caleya con salsa de yogur y granada.

No importa lo que decidas cocinar, la granada agregará más sabor a tu plato y un impulso nutricional a tus comidas.

Comentarios

Todo lo que necesitas saber sobre la granada, «la joya del otoño»