La subida a los Lagos de Covadonga en autobuses privados


La normativa aprobada hace tiempo por el Gobierno de Asturias de permitir la subida a los Lagos de Covadonga solamente en autobuses privados de la empresa Alsa y filiales de ésta, ¿se puede considerar protección del medio ambiente? ¿O más bien no es especulación económica, empresarial y política?

El pasado 16 de agosto tras haber asistido a una manifestación de protesta en Covadonga contra esta empresa de transporte, por las sanciones que está aplicando a algunos de sus trabajadores, hemos organizado algunos compañeros de los asistentes  una excursión andando hasta los Lagos. Tras la subida y bajada, hemos visto con estupor y comprobado el enorme negocio especulativo montado en un entorno natural que se dice protegido por parte de nuestras instituciones políticas (Gobierno de Asturias), que atenta claramente contra los intereses y conservación del medio ambiente en Picos de Europa. Se prohíbe desde hace algunos años la subida en coches particulares a este entorno, a lo cual nada que objetar, si dicha medida fuera verdaderamente aplicada como protección de la riqueza natural de nuestra tierra, pero la cosa es bien distinta cuando puedes comprobar que para la subida y bajada de autobuses no hay ningún tipo de restricción que vaya acompañada, además, de medidas proteccionistas del entorno natural. Todo lo contrario, tal parece una autopista de alta montaña libre de peajes. Esa es la sensación real que nos produjo al grupo de caminantes, que dicho sea de paso, hasta asumimos algún riesgo de poder ser atropellados. Lo mismo que le ocurrió en nuestra presencia a uno de los animales que pastan en la zona, el cual sufrió un golpe en la cabeza por uno de los autobuses que le produjo la muerte instantánea. Se trataba de una oveja, lo que nos lleva a pensar que parte de estos sucesos deben ser frecuentes, ya que no vimos reacción alguna por este lamentable suceso, que también se puede producir en gran medida por la enorme masificación de tráfico en la zona, con algunas personas, bien sean ciclistas o caminantes, que se desplazan por sus propios medios sin contaminar, ni degradar el medio ambiente.

Aquí lo único que se protege es la especulación y el enriquecimiento de las empresas privadas, como la que nos ocupa, a la cual, se le concede el monopolio exclusivo de explotación de un negocio inmenso, sin ningún tipo de limitación, ni exigencia en el cumplimiento de las normativas medioambientales, ni en el uso de autobuses que mueven diariamente en época estival a miles de personas. Lo que contribuye aún más a una degradación continua del entorno natural, en Picos de Europa.

Si verdaderamente se pretende la protección del medio ambiente y la naturaleza, y no la especulación y el negocio privado a cuenta de ello, debe de retirarse de inmediato estas medidas adoptadas por el Gobierno de Asturias y establecer una reglamentación contra el abuso especulativo, que regule el tráfico de autobuses, en este entorno natural totalmente desprotegido, y el excesivo número de personas que lo visitan diariamente, haciendo uso de este servicio privado, que para nada tiene un fin proteccionista, todo lo contrario, tal parece más un evento festivo de los muchos que se desarrollan en las principales ciudades de Asturias, durante el verano, como pueden ser la Semana Negra, Feria de Muestras, San Mateo etc.

Señores del Gobierno de Asturias y ayuntamientos de las localidades más próximas a este entorno. No sigan engañándonos, los ciudadanos/as de Asturias merecemos un respeto. No lo llamen protección del medio ambiente a lo que verdaderamente es una especulación vergonzosa y lamentable en un bellísimo entorno natural, el cual parece importar bien poco a los responsables de permitir semejante barbaridad. No nos mientan por favor, no insulten más nuestra inteligencia, y cuando tomen decisiones importantes, que sea en beneficio de nuestros intereses, y no una especulación a cuenta de nuestro patrimonio natural y cultural.

Comentarios

La subida a los Lagos de Covadonga en autobuses privados