Y Shakira no bajó al campo


Entre las últimas tendencias en las retransmisiones de los partidos de fútbol se ha impuesto que en las finales señaladas bajen al campo las mujeres y los niños de los futbolistas. Un momento de disfrute añadido para una afición ávida de cualquier detalle «personal» de sus ídolos. Es otra manera de alimentar esa estela de celebrities de las superestrellas. Ahí estaban los padres del portero Jasper Cillessen; Anna, la mujer de Iniesta con sus niños, Valeria y Paolo; Antonella Roccuzzo, la mujer de Messi, con Tiago; Luis Suárez con Sofía Balbi, cuya historia de amor es digna de todo un telefilme... Todos los que habitualmente no quieren ponerse en el foco con sus críos, se avienen a mostrarse como una gran familia unida el día de fiesta. Todos a una cantaron el «Tot el camp» y se hicieron fotos con la copa del Rey en un aplaudido juego de imagen. Todos, menos una. Mientras Piqué lucía a sus niños en brazos como el mejor de los trofeos, Shakira se mantenía en el palco distante a toda esa cuadrilla. Una estrategia calculada que la aleja del tema catalán que le ha valido duras críticas, de ese Barça que algunos ven en amarillo, pero también de Antonella Roccuzzo, con la que prefiere no compartir mucho. En el vestuario de las wags del Barça solo hay una capitana que ha hecho piña con las demás. Shakira se queda en la grada.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Y Shakira no bajó al campo