El embarazo de la Rebe


Si no saben quién es la Rebe viven ajenos a unos de los fenómenos mediáticos made in Spain. La Rebe viene a ser nuestra Kardashian televisiva desde que Cuatro se disparó con la producción de los Gipsy Kings, en un formato que no ha hecho más que ganar adeptos. La Rebe está coronada como la gitana más guapa de España, es la hija de los reyes del mercadillo de Plasencia, y desde haces unas semanas la protagonista indiscutible de los viernes por la noche. Ella solita pone delante del televisor a dos millones de espectadores, que se han enganchado a esta versión de El Show de Truman a la española. Porque la Rebe, que hace nada estaba celebrando sus 15 años con el poderío que da pertenecer a una de las sagas de gitanos más adineradas de Extremadura, se ha enamorado, y con 18 años ha tenido que confesarle a sus padres que está embarazada de su novio. Con este sencillo argumento de culebrón, y el debate sobre la mesa de poner contra las cuerdas las reglas gitanas, la Rebe ha acabado por convertirse en un personaje de los que se han ganado un spin-off, y tal vez pronto consiga una serie. No sé si los Javis habrán caído rendidos a su potencial, y serán capaces de sacarle más partido a quien ahora mismo es capaz de competir con la propia Paquita Salas. Porque la Rebe, que por el momento no necesita representante, se deja llevar por un guion que para sí quisieran los mejores escritores de ficción, aunque en su caso todo es real como la vida misma. Ese es el verdadero acierto de este show, que por supuesto arrepía y atrae al tiempo: que de tan real da vértigo. En el próximo capítulo la Rebe da a luz a un niño -y no es precisamente de mentira-. Más de dos millones de personas se sentarán el viernes a verlo.

Comentarios

El embarazo de la Rebe