Nuestra Princesa en Covadonga

Luis Fernández-Vega Sanz
Luis Fernández-Vega Sanz PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN PRINCESA DE ASTURIAS

OPINIÓN

08 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La visita oficial que Su Alteza Real la Princesa de Asturias realiza hoy a Covadonga es un momento muy destacado no solo para Asturias, sino también para España, pues con ella se afianzan y se estrechan los lazos que unen a nuestra Monarquía con el Principado y con su milenaria historia.

A lo largo de los siglos, la relación de la Monarquía con Covadonga ha sido, además, especialmente entrañable e intensa. Ahora recibimos a la Princesa, a sus padres, los Reyes, y a su hermana, la Infanta Sofía, en un año especialmente marcado por dos centenarios, el de la Coronación Canónica de la Virgen y el de la creación del Parque de la Montaña de Covadonga, y por el 1.300 aniversario de los orígenes del Reino de Asturias, de tanta relevancia en la creación del Reino de España y en el papel de este en Europa.

El santuario de Covadonga es lugar de encuentro y de unidad, un símbolo de los sentimientos de asturianía y un lugar de devoción para muchas personas. Es, en definitiva, el lugar al que a los asturianos nos gusta siempre regresar. Sentimos, por ello, una especial alegría al recibir a Doña Leonor en su primera visita oficial al Principado. Princesa de Asturias desde el mismo momento en que su padre fue proclamado Rey de España en 2014, viene a recibir el homenaje de los asturianos.