Enhorabuena a quienes hacen posible un mundo mejor

OPINIÓN

19 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Como cada otoño, la entrega de los Premios Princesa de Asturias concede al Principado el privilegio de ser el escenario que reúne a quienes encarnan los mejores valores del ser humano. Los galardonados, hombres y mujeres excepcionales por su labor individual o colectiva, llegan a nuestra tierra con el aval de sus logros extraordinarios, de sus contribuciones a los avances en sus respectivos campos. Traen también consigo esperanza, la que da la certeza de que hay quienes, como ellos, sitúan como guía vital el objetivo de hacer posible un mundo mejor. Enhorabuena y bienvenidos. Es un honor recibiros, como lo ha sido ser vicepresidente del patronato de la Fundación. Para esta institución, que tanto representa para nuestra comunidad, toda mi gratitud, reconocimiento y afecto personal.

La de este año será de nuevo una ceremonia que homenajeará a la solidaridad y a la justicia, al arte y a la cultura, a la ciencia y al pensamiento, al afán de superación y a la concordia. Talentos y virtudes representados en los premiados, símbolos de esfuerzo y perseverancia, de entrega a sus respectivas disciplinas siempre desde el compromiso con la sociedad. Como Martin Scorsese, Premio de las Artes, figura indiscutible del cine contemporáneo. Tras cinco décadas de producción continuada, se le distingue no solo como a uno de los directores más destacados del movimiento de renovación cinematográfica surgido en los años setenta del siglo XX. También por la intensa tarea de recuperación y difusión del patrimonio cinematográfico histórico en todo el mundo, a través de proyectos como The Film Foundation y World Cinema Project.

Si Scorsese ha hecho de su trabajo, contar historias a través del cine, la verdadera pasión de su vida, a Alma Guillermoprieto, Premio de Comunicación y Humanidades, su oficio, el periodismo, le parece la manera más emocionante de vivir el mundo. Elegida por el jurado por su capacidad para trasladar realidades complejas como la de Iberoamérica a través de una escritura clara y rotunda, en esta periodista mexicana de investigación, de larga trayectoria profesional y enorme coraje, coinciden los rasgos más positivos del periodismo en la sociedad contemporánea y destaca su tarea en el ámbito de la comunicación anglosajona, que ha contribuido a tender puentes en todo el continente americano.