Risto echa a Arcadi Espada

Perdonen la expresión, pero aquí no hay otro debate. Dos gallos en un corral y el morbo de ver cómo se encaran entre sí


Ahora que hay piñas porque te vean, porque te lean, te sigan… ahora lo único que nos queda es querer llamar la atención. Y Risto Mejide, consciente también de que el mejor márketing empieza por hablar de uno mismo, ha caído en esa arma de audiencia masiva que es sentar a alguien en su Chester para entrevistarlo y, a continuación, echarlo del plató. Con ese anuncio publicitario es imposible no acudir al morbo de la cita (y aquí estamos ya avanzándolo) que mañana por la noche podrán ver los espectadores en Cuatro.

Risto invita a Arcadi Espada con varias intenciones, pero la fundamental es que reproduzca en televisión unas líneas de un artículo que escribió en el que desprecia a las personas con síndrome de Down delante de un señor que es padre de un hijo con este trastorno genético.

En ese ambiente, más propio de un reality que de una entrevista, en ese Chester envenenado en que presentador e invitado saben bien a lo que van, lo de menos es de lo que se hable, y lo de más es un show que acaba con tarjeta roja, expulsión y un tira y afloja de a ver quién de los dos la tiene más larga.

Perdonen la expresión, pero aquí no hay otro debate. Dos gallos en un corral y el morbo de ver cómo se encaran entre sí es la secuencia que veremos en el programa de este domingo; nada que ver con aquellas salidas improvisadas de «Yo vengo a hablar de mi libro» que se producían en directo y que tan buenos ratos de televisión nos dieron. La entrevista de Risto no es una sorpresa, son ganas de llamar la atención.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Risto echa a Arcadi Espada