La agenda social que el país necesita

Manifestación del Primero de Mayo de 2018 en Asturias
Manifestación del Primero de Mayo de 2018 en Asturias

Un solo titular puede resumir perfectamente lo que ha ocurrido en nuestro país durante los últimos años de crisis, con las miopes políticas de austeridad y los recortes impuestos desde la derecha: «Los principales ejecutivos del Ibex ganan casi 87 veces más que la media de sus empleados». Un dato que recoge el informe de CCOO publicado recientemente con el título Evolución de indicadores de buen gobierno de las empresas del Ibex 35.

Porque así es: mientras unos pocos acaparaban, la desigualdad se ha disparado. En un país en el que el veinte por ciento de la población sobrevive en el umbral de la pobreza, desde 2008 contamos con 100.000 millonarios más, un aumento del 76% de las grandes riquezas en España… ¡Durante los años de crisis! Son cifras que explican hasta qué punto los beneficios del crecimiento económico se quedan en unas pocas manos mientras la mayoría de la sociedad vive en la incertidumbre y la angustia que provocan el paro, la precariedad y la pobreza.

Por eso es tan urgente salir masivamente a las calles en este Primero de Mayo, que celebraremos en Mieres, para reclamar un cambio que tenga en cuenta la mayoría ciudadana y exigir al Gobierno que salga de las elecciones que aborde cuando antes la agenda social que necesita el país, y que incluye un modelo productivo sostenible y una transición energética y medioambiental justa; derogar las reformas laborales para acabar con la precariedad; una reforma fiscal integral y un plan de choque contra el fraude y la economía sumergida; una ley orgánica para la igualdad efectiva, y el desarrollo del pacto contra la violencia de género; políticas sociales para luchar contra la pobreza; derogar la reforma de pensiones y volver al Pacto de Toledo para garantizar su viabilidad y suficiencia; mantener y mejorar los servicios públicos y derogar la Lomce; intensificar la lucha contra la siniestralidad laboral y las enfermedades profesionales.

Y, por supuesto, hay que revertir todas las reformas regresivas, como la Ley Mordaza o el artículo 315 del Código Penal que reprime el derecho de huelga, para poder mejorar la calidad de nuestra democracia.

Avanzar en este nuevo contrato social, profundizando en la lucha contra la desigualdad y abordando un nuevo marco laboral que garantice el trabajo decente, es la mejor forma de hacer justicia, reafirmar la democracia y frenar el avance de las derechas más extremas.

Y este nuevo contrato social tiene que llevarse a cabo desde una perspectiva de género. Porque no seremos una sociedad plena mientras no acabemos con las desigualdades y las violencias machistas. Porque feminismo es igualdad y es, consecuentemente, progreso.

Una sociedad más democrática e igualitaria tiene además que dar respuesta al acuciante problema de la vivienda. Porque todas las personas tenemos derecho a una vivienda digna. Y las últimas reformas son muy insuficientes. Desde CCOO defendemos la necesidad de actuar de forma directa y decidida sobre el mercado del alquiler, creando un parque de viviendas públicas y regulando los precios a fin de que sean asequibles y estén al alcance de los salarios de la gente joven que está deseando emanciparse.

La recuperación de un contrato social avanzado, la lucha por la igualdad, afrontar los retos de la nueva economía y garantizar los derechos laborales y las libertades cívicas… deberían ser nuestros objetivos prioritarios como país y figurar también en la agenda de los empresarios para alcanzar un crecimiento económico de forma más solidaria. De lo que no cabe duda es que serán las exigencias de Comisiones Obreras, empezando por este 1 de Mayo en Mieres.

José Manuel Zapico

Secretario general de CCOO de Asturias

Comentarios

La agenda social que el país necesita