La neolengua independentista


Una de las características más importantes del independentismo es la perversión del lenguaje. Valga una pequeña muestra de la neolengua orwelliana que han creado.

-Autodeterminación: equivalente a derecho de secesión, inaplicable a Cataluña, según la ONU y la legislación internacional.

-Botifler: traidor, quien no sigue a rajatabla las consignas más radicales. El último marcado con este estigma ha sido Rufián.

-Dialogar: imponer el derecho de autodeterminación al Estado y hacerle claudicar. O eso o nada.

-España es un Estado fascista: hashtag empleado tras la sentencia, lo aplican a un Estado democrático, reconocido como tal por todos los organismos internacionales, que no se deja someter por el independentismo.

-Negociar: véase dialogar.

-Prensa española, manipuladora: todos los medios, excepto TV3 y las emisoras que manipulan en favor del independentismo.

-Presos políticos: llaman así a los políticos condenados en un juicio con todas las garantías por el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial en un Estado, en aplicación del Código Penal.

-Pueblo catalán: comprende solo a los independentistas. El resto de los catalanes no cuentan.

-Puigdemont: presidente de la república, en realidad un fugado de la justicia que maneja los hilos del independentismo.

-Represión: medidas que adopta el Estado cuando se incumple la ley, por ejemplo para mantener el orden público.

-República catalana: ente imaginario no reconocido por ningún país del mundo, pero que siguen utilizando como si existiera.

-Violencia en Barcelona: en su realidad paralela, está causada por policía, infiltrados y ultras, no por independentistas y antisistema.

Comentarios

La neolengua independentista