Kalergi, reemplazos y Eurabia

OPINIÓN

Mañana domingo se cumplen 80 años de la invasión de Polonia, ordenada por Hitler, y que supuso el comienzo de la II Guerra Mundial
Mañana domingo se cumplen 80 años de la invasión de Polonia, ordenada por Hitler, y que supuso el comienzo de la II Guerra Mundial NATIONAL DIGITAL ARCHIVE POLAND

31 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Existen formas más o menos sutiles de manipular. Una de ellas, muy popular, consiste en situar en un mismo debate a quien sostiene que la llegada a la Luna nunca tuvo lugar y es todo una conspiración y un montaje frente a quien sostiene lo contrario. Uno tiene elucubraciones sin sentido y sospechas alimentadas en internet y el otro puede presentar evidencias que sostienen sus afirmaciones. Situar a los dos en el mismo plano moderando el debate con una falsa imparcialidad es manipular. Sosteniendo las mentiras se esconde esa irritante costumbre de pretender que todas las ideas son respetables y tienen algún valor, algo que cualquier persona que sepa leer y escribir debería saber que no es cierto.

Esto es lo que sucedió en la emisión del programa de Iker Jiménez el domingo pasado en Cuatro. Para hablar de la crisis migratoria en Canarias, el periodista situó en la misma mesa al psiquiatra José Miguel Gaona, al ínclito sociólogo Enrique de Vicente y a Lucila Rodríguez-Alarcón, directora de Por Causa, que se vio en la difícil tesitura de tener que señalar el amarillismo apocalíptico y desvergonzado de Enrique de Vicente. 

En el mismo plano en el que se debatió, con poco lustre, todo hay que decirlo, el problema de nuestras costas, se situó lo que según Enrique de Vicente son datos: el plan Kalergi, Eurabia y la teoría del Gran Reemplazo, con su aliño de George Soros, que no puede faltar en ninguna fiesta de estas características. El problema con esto es el que mencioné más arriba: se situaron en el mismo plano opiniones más o menos acertadas, más o menos decentes, junto a teorías de la conspiración de extrema derecha.