Los «baby boomer» pagan los platos rotos de las pensiones

Maite Cancelo PROFESORA DE ECONOMETRÍA. MIEMBRO DEL GRUPO HISPALINK

OPINIÓN

Ricardo Rubio

02 jul 2021 . Actualizado a las 08:42 h.

El ministro Escrivá acaba de anunciar que los nacidos en el baby boom tendrán que cobrar menos por sus pensiones o trabajar algo más (retrasar su edad de jubilación). Hablamos de una población que ha cotizado durante su vida laboral para tener una pensión acorde con sus aportaciones al sistema, o lo que es lo mismo, que ha pagado las pensiones de las generaciones anteriores pero que también está pagando las pensiones actuales.

 El ministro define la reforma como «de equidad intergeneracional» entendiendo equidad como la sostenibilidad de las pensiones de los que vienen detrás, sin reconocer que ya estamos pagando las pensiones de nuestros mayores.

Esta propuesta de reforma viene a derogar la del 2013 que establecía, entre otros, el «factor de revalorización», el cual establecía un límite de los incrementos anuales de las pensiones si el sistema estaba en déficit. Ahora ya no hablamos de en qué cuantía hay que revalorizar las pensiones cuando el sistema está en déficit o en función de la evolución del IPC, hablamos de una reducción de la cuantía de las mismas o un aumento de la vida laboral de los contribuyentes de un determinado tramo de edad, lo que es una auténtica barbaridad, teniendo en cuenta que son los trabajadores actuales los que están manteniendo el pago de las pensiones, ya no de ahora sino las de los últimos años.