Ponga un burro en nómina

Javier Guitián
Javier Guitián EN OCASIONES VEO GRELOS

OPINIÓN

MONICA IRAGO

26 ago 2021 . Actualizado a las 08:56 h.

Un grupo de amigos lectores de La Voz ha criticado mis últimos artículos, en los que han percibido un tono negativo. Yo no lo veo así, pero por una vez dejaré de quejarme del cierre de los bancos, la invasión de los turistas o las playas fluviales absurdas y me centraré en las noticias asombrosas que nos ha dejado este verano. Vamos a ello.

Un vecino de una localidad gaditana ha solicitado una indemnización por la muerte de una vaca, cuando huía del acoso sexual de un burro propiedad de la corporación municipal. El propietario de la vaca alega que el asno entró en su terreno persiguiendo a su animal con intenciones deshonestas, y la res, al tratar de escapar del acoso, cayó por un terraplén con consecuencias fatales.

Impactante noticia, sin duda, pero para analizarla hemos de desprendernos de nuestros prejuicios ideológicos, ya que nada importa el color político de la corporación, ni la procedencia de los animales. El hecho, publicado en los medios, es lo suficientemente grave para que afrontemos con la mente abierta la importancia jurídica y política del suceso. Por razones obvias, dejaré al margen las presuntas intenciones deshonestas del pollino.