Lecciones de Afganistán

OPINIÓN

Retirada de los últimos soldados estadounidenses en Afganistán después de 20 años en el país
Retirada de los últimos soldados estadounidenses en Afganistán después de 20 años en el país DPA vía Europa Press

05 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ahora que se han apagado los focos mediáticos que nos han estado a punto de deslumbrar, a raíz de la caótica y trágica retirada de las fuerzas de intervención y en la evacuación de los colaboradores de Afganistán, se corre el riesgo de que caiga la noche sobre cuáles han sido las causas del fracaso de la ocupación, y ante todo con respecto negro futuro del pueblo afgano y de las consecuencias de este nuevo fiasco para las relaciones y los organismos internacionales.

Aunque aún sería peor, empecinarse en el error de mantener una suerte de secuela de la intervención con el aplazamiento de la retirada o el mantenimiento de una zona internacional en el aeropuerto de Kabul bajo supervisión de la ONU sin el consentimiento del nuevo gobierno talibán, como ha propuesto recientemente, entre otros, el gobierno francés.

Muy al contrario, se trata de reconocer la independencia efectiva del estado de Afganistán y al tiempo de apoyar al conjunto del pueblo afgano, después de haber sido primero víctima en las últimas décadas del gobierno talibán y su santuario terrorista, luego víctima colateral de la represalia, la ocupación y la guerra de las dos últimas décadas, con la anuencia de los señores de la guerra y de la droga, si bien con el apoyo financiero internacional y la mejora de sus servicios básicos a la par que la corrupción, para estar ahora de nuevo enfrentado a la incertidumbre del gobierno fundamentalista de una nueva generación de los talibanes, el posible bloqueo internacional, con la constante de un país con la mitad de su población sumida en la pobreza y con ello ante el acelerado deterioro en sus precarias condiciones de vida.