Los viejos también somos revolucionarios

Eduardo Madroñal Pedraza REDACCIÓN

OPINIÓN

Vieja friendo huevos, Velázquez
Vieja friendo huevos, Velázquez

08 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.
«¿Qué piensas que ha sido de los jóvenes y de los ancianos?» Walt Whitman

¿Por qué no pueden existir héroes viejos, ancianos poderosos que con sus acciones y con su lucha cambian la realidad? Por ejemplo, Don Quijote, un viejo con una locura libre y revolucionaria.

Cuando se define a la vejez solo como la falta de juventud, considerándola como una enfermedad, sin ver en ella nada positivo, presentándola como algo que debemos temer y casi ocultar, se está tomando partido, separando y enfrentando a jóvenes y viejos. Lo que se transmite es considerar a la vejez como una edad que nada puede aportar, que no es «productiva» y solo constituye una carga para la sociedad. Cuando todo se reduce al beneficio, quien ya no puede ser objeto de explotación, no solo es prescindible, sino que es una carga -en el apartado de pérdidas- que es necesario recortar reduciendo su pensión y los cuidados que recibe.

Frente a esta visión mezquina -que se difunde desde quienes ostentan el poder- existe una corriente mucho más poderosa de solidaridad y reconocimiento del conjunto de la sociedad hacia sus mayores. Es atávica, con raíces de siglos, pero también muy moderna, enfrentando cuestiones rabiosamente actuales.